Columna
i

Prohibido jugar al parchís

Desde hace tiempo, un sector de la derecha trata de apoderarse de las fuerzas armadas y los cuerpos de seguridad del Estado como si le pertenecieran por algún derecho invisible

Una mujer marroquí, residente en España, abraza a su hermano tras ser liberado del campo de migrantes del puerto de Arguineguín, Canarias.
Una mujer marroquí, residente en España, abraza a su hermano tras ser liberado del campo de migrantes del puerto de Arguineguín, Canarias.Javier Bauluz

Los partidos políticos tienen una cierta tendencia a apropiarse de los sectores profesionales como si fueran fichas del parchís. Pareciera que se dicen entre ellos: venga, las monjas y los taxistas para la derecha y los actores y las mujeres de la limpieza para la izquierda. No sé si es algo que responde a tendencias sociológicas bien estudiadas, pero dar por sentado ese reparto tiene algo de indecente. En los últimos años, la derecha más esencialista se ha apropiado de los taurinos y los cazadores y la izquierda peluche de los animalistas o los gais, como si dentro de esas inclinaciones tan í...

Lo más visto en...

Top 50