Cartas al director
i

Filibusterismo de partido

El PP está obstaculizando intencionadamente la renovación programada de instituciones tan relevantes como el CGPJ. ¡Qué vergüenza! De facto, con esta actitud, Casado, como apuntaba Soledad Gallego-Díaz, “bloqueará su renovación (que exige los tres quintos del Parlamento) hasta que haya un Gobierno que le guste”. Que le guste a él, cabría añadir. ¿Es esta la nueva estrategia del PP tras el acertado cese de su radical portavoz en el Congreso y que emponzoñaba la escena política? ¿Cuánto tiempo va a mantener esta grave anomalía, como la ha llamado el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes? Si lo hace para reservarse un as en la manga judicial por sus turbios asuntos sub iudice, me temo que va para largo.

Gonzalo de Miguel Renedo. Logroño


Lo más visto en...

Top 50