Cartas al director
i

Un viaje sin prevención

Sabemos de la obligatoriedad del uso de mascarillas durante los viajes en transporte público. Sin embargo, el pasado domingo, durante mi trayecto a Logroño no se cumplió esta norma: en la fila para subir al autobús observé que varios pasajeros usaban la mascarilla como bufanda y otros solo se tapaban la boca. Comenté esto al conductor y me respondió: sí, sí, ya lo he visto. Pero no hizo nada, ni dijo nada a nadie. A los pasajeros que iban con la mascarilla como bufanda, yo tuve que decirles que se la pusieran bien. Pero el conductor y la nula señalética dentro del autobús actuaban en mi contra. Durante el viaje, varios jóvenes se quitaron la mascarilla para comer y beber, había un pasajero detrás de mí que no paraba de toser y de comer. Estuve muy nervioso. Este viaje fue un desastre en higiene y prevención de la transmisión de la covid-19. Este autobús iba con el pasaje completo y si uno fuese portador podría haber contagiado a todos los que iban dentro.

Miguel Ángel Van Rysselberghe. Logroño

Lo más visto en...

Top 50