“La unidad trae siempre mejores resultados”

Verónica Real es supervisora de enfermería del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias de Madrid SUMMA 112

Verónica Real, supervisora de enfermería del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias de Madrid SUMMA 112.
Verónica Real, supervisora de enfermería del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias de Madrid SUMMA 112.Inma Flores

Verónica Real (Madrid, 41 años) es “tan enfermera” que le gusta todo de su trabajo, hasta las guardias de noche. Atiende esta entrevista a las nueve de la mañana, todavía no se ha acostado. “Todo tiene su parte buena si se la quieres sacar. En mi caso, mi trabajo en emergencias sanitarias me permite ver la ciudad desierta a altas horas de la noche, eso me gusta, tiene su punto”, cuenta la supervisora de enfermería del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias de la Comunidad de Madrid SUMMA 112. Real puso rostro a los sanitarios españoles en la entrega del premio Princesa de Asturias a la Concordia 2020. Junto al también enfermero Javier García, recogió el pasado mes de octubre este galardón que reconocía la labor de los profesionales de la salud en su lucha contra la terrible pandemia a causa de la covid-19. “Lo que más me gusta de mi trabajo es poder ayudar a las personas en momentos de vulnerabilidad extrema, es decir, de enfermedad”, añade.

Pregunta. ¿Siempre quiso ser enfermera?

Respuesta. La verdad es que sí, pero no sé muy bien por qué, no tengo ningún referente en mi familia que se dedique a esto. Pero desde siempre me ha gustado ayudar a los demás, supongo que esa es mi parte solidaria y es por lo que he elegido esta profesión.

P. ¿La sanidad es una profesión solidaria o es una labor como cualquier otra?

R. Creo que sí que hay algo de solidaridad en ella porque, además de emplear tus conocimientos, también tienes que poner parte de tu personalidad en lo que haces. Es una profesión que requiere de muchísima empatía, atender a la gente como te gustaría que lo hiciesen contigo en ese momento tan delicado en el que tu salud está comprometida por las circunstancias. Y como tratas con tantas personas, todas ellas diferentes, eso te obliga a ser mucho más abierto y solidario.

P. Ustedes los sanitarios, a veces viven situaciones muy duras…

R. Desde luego y por eso es necesario crear una especie de equilibrio entre la humanidad que has de mostrar y una fortaleza mental que te evite caer ante las situaciones complicadas que vives con los pacientes.

P. Y, ¿cuánto tarda un sanitario en crearse ese escudo mental?

R. No creo que sea una cuestión de tiempo, sino más bien de la personalidad de cada uno. Yo me considero una persona muy positiva y eso me permite verle el lado bueno a mi profesión y a cada caso que atiendo. Al final los sanitarios estamos en continuo aprendizaje; nunca puedes decir que ya esté todo hecho o que estés preparado psicológicamente para todo. Siempre puede llegar una pandemia y ponerte a prueba.

En estas fechas hay que apoyar a nuestros amigos, a los vecinos, a las tiendas del barrio, a todos a quienes podamos ayudar
Verónica Real, supervisora de enfermería del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias de Madrid SUMMA 112

P. ¿Se acordó de alguien en especial al recoger el premio Princesa de Asturias a la Concordia?

R. Llevaba conmigo la responsabilidad y el honor de representar a todos los sanitarios de España y pensaba en el esfuerzo que se ha hecho durante estos meses y que se hace día a día porque los sanitarios, haya o no haya pandemia, estamos ahí siempre. Por eso me molesta cuando desde las administraciones se maltrata a la sanidad pública. Por supuesto, me acordé de toda mi familia, quienes han aguantado todos estos años las condiciones de mi trabajo como los largos turnos y las guardias. Pero si de alguien me acordé especialmente fue de mi abuela que falleció hace unos años, antes de que yo me hiciese enfermera. Ella siempre sabía que acabaría trabajando en esto. Si me hubiese visto recogiendo ese premio, se hubiese sentido muy orgullosa.

P.¿Qué ha aprendido personalmente de esta pandemia?

R. Creo que la sociedad es, en general, muy individualista, cada uno va a lo suyo, hay veces que te montas en el ascensor con alguien y ni te saluda. Por eso me sorprendió mucho la solidaridad que se despertó entre la gente durante los meses más duros de la pandemia. Fue impresionante y muy emocionante ver cómo la gente se acercaba al hospital del recinto de Ifema, al que me mandaron en marzo, para echar una mano con lo que fuese. He aprendido que las personas sí podemos ser realmente solidarias.

P. O sea, que usted es de las que piensan que la pandemia nos ha hecho mejores personas.

R. Creo que nos ha hecho mejores personas, pero me da la sensación de que las lecciones que aprendemos se nos olvidan muy rápido. Como la pandemia ahora no es tan evidente porque se está controlando mejor, parece que la gente ya no recuerda lo que se vivió.

P. ¿Qué tipo de causas solidarias le gusta apoyar?

R. Esta crisis sanitaria ha dejado situaciones muy dramáticas, familias enteras que han visto sus economías muy tocadas y a las que les falta un sustento diario. Creo que ahora los bancos de alimentos son más importantes que nunca y en eso estoy centrando mis esfuerzos, sobre todo con vistas a estas navidades.

P. Nos esperan unas navidades muy atípicas…

R. Sí, pero tenemos que seguir las recomendaciones sanitarias, hay que hacer un esfuerzo por cumplirlas. También deberíamos aprovechar estas fechas, como se suele decir, para ser más solidarios que nunca, y más teniendo en cuenta la situación económica actual. Intentemos apoyar a nuestros vecinos, a los comercios de nuestros barrios…

P. Y al 2021, ¿qué le pide?

R. Mi deseo no solo para el nuevo año, sino para siempre, es que esa solidaridad que se vio en los meses duros de la pandemia permanezca entre nosotros. La unidad trae siempre mejores resultados y en momentos tan difíciles como los que estamos viviendo es imprescindible que exista.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50