López Obrador carga contra los ministros que eligió para la Suprema Corte por el debate de la prisión preventiva

El mandatario persiste en su crítica al órgano que previsiblemente suprimirá en los próximos días la prisión preventiva oficiosa

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, hablaba durante su rueda de prensa de hoy, en el Palacio Nacional, en Ciudad de México.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, hablaba durante su rueda de prensa de hoy, en el Palacio Nacional, en Ciudad de México.Sashenka Gutierrez (EFE)

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha abierto un nuevo frente de batalla contra la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ante la celebración inminente del debate sobre la prisión preventiva oficiosa, previsto para el próximo lunes 5 de de septiembre. Durante su conferencia matutina, el presidente de la República ha criticado que los cuatro jueces elegidos durante su Gobierno “ya no están pensando en el proyecto de transformación y en hacer justicia”.

La Corte comenzará el debate sobre la medida penal contemplada en el artículo 19 de la Constitución, que considera múltiples delitos por los que se puede aplicar la prisión preventiva a una persona. El recurso jurídico, que ha sido utilizado en exceso en numerosos casos, ha llevado a que cuatro de cada 10 presos estén encarcelados sin un juicio que los condene. El presidente quiere conservar la redacción de ese artículo, y advierte de que, si se modifica o elimina, se dejará en libertad a delincuentes peligrosos que “pondrán en peligro la vida de servidores públicos”.

Después de criticar que los ministros nombrados “cambiaron de parecer”, alabó su independencia. “Actúan más en función de los mecanismos jurídicos, y yo respeto eso. Porque yo propongo, pero no quiero tener incondicionales, yo quiero que haya hombres y mujeres libres”, aseveró el presidente.

Sus críticas iniciales iban dirigidas especialmente a Juan Luis González Alcántara Carrancá, Yasmín Esquivel Mossa, Loretto Ortiz Ahlf, y Ana Margarita Ríos Farjat, ministros que llegaron a la Suprema Corte porque él los propuso. De los once magistrados que componen la Corte, siete fueron nombrados por anteriores presidentes, cuyos partidos ahora están en la oposición (cinco en la Administración de Felipe Calderón, del PAN, y dos, en la de Enrique Peña Nieto, del PRI).

López Obrador lleva semanas criticando la Corte y, en general, al Poder Judicial. Asegura que el sistema de justicia es el único que no ha pasado por una limpieza contra la corrupción. “El Poder Judicial está intacto, a los jueces no les importa el pueblo, defienden intereses de grupos”, sentenció el lunes en su conferencia matutina. La Suprema Corte no se ha pronunciado ante los señalamientos del presidente.

El pasado 26 de agosto, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)discutió sobre la conveniencia de la prisión preventiva oficiosa, y sobre si esta norma viola los derechos humanos y habría que eliminarla. La discusión surgió a raíz del caso de Daniel García y Reyes Alpízar, dos mexicanos que pasaron más de 17 años en prisión preventiva, el tiempo más largo que alguien en México ha estado en la cárcel sin sentencia. Los abogados de la CIDH denunciaron el uso excesivo de la prisión preventiva, que en la actualidad mantiene a más de 90.000 personas en la cárcel de manera meramente preventiva.

López Obrador ha asegurado que su Gobierno ha tomado medidas “para que todo el que injustamente está en la cárcel pueda salir, pero no abrir la puerta de par en par, porque no solo saldrían inocentes”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS