El norte de México se seca

En Sonora, Baja California, Coahuila o Chihuahua la situación es “crítica” en el 90% del territorio por la falta de agua, según Conagua

Una campesino pasa frente a un animal muerto debido a la sequía en Coahuila.
Una campesino pasa frente a un animal muerto debido a la sequía en Coahuila.Miguel Sierra (EFE)

Las consecuencias de la sequía en México se sienten ya en toda la mitad norte del país, con expresiones tan dispares como violentas, en algunos casos. En Nuevo León hubo revueltas vecinales que terminaron quemando los ductos cuando los vecinos de Allende creyeron que se desviaba agua de su río hacia Monterrey. En Estados como Sonora, Baja California, Coahuila o Chihuahua la situación se ha vuelto “crítica” en el 90% del territorio, según la terminología oficial.

Por el momento, las 210 principales presas del País registran en un nivel promedio de llenado del 45% con un déficit del 10% respecto al promedio habitual y en lugares como la Ciudad de México se apuesta por las presas de Michoacán para paliar la escasez

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) declaró el estado de emergencia por sequía que en algunos estados del norte afecta a más del 90% de su territorio. Según el organismo, Sonora, Baja California, Coahuila y Chihuahua tienen más del 90% de la superficie afectada en promedio. En algunos casos como Hermosillo (Sonora) la presa se reportó totalmente vacía, mientras que Punta de Agua, también en Sonora, registraba 0,01 % de llenado. En la presa de Copándora, en Michoacán, solo se llega al 0,07 %, en Cerro Prieto, en Nuevo León, al 0,56 % y en El Peaje, en San Luis Potosí, se registra poco más del 1 % de llenado.

La presa de La Boca en Monterrey, Nuevo León.
La presa de La Boca en Monterrey, Nuevo León. Fernando Llano (AP)

Aunque se esperan lluvias en los próximos días en la zona de Jalisco debido a la llegada del huracán Estelle, según el Servicio Meteorológico Nacional, se prevé que el fenómeno climatológico conocido como “La Niña”, que ha contribuido a la sequía severa que golpea a los estados del norte del País, se mantenga hasta finales de año. Se trata de un fenómeno se ha extendido inusualmente por tres años consecutivos desde 2020.

Una de las regiones más golpeadas es Nuevo León. A pesar de los intentos por racionar el agua y de que ya se siente el desabasto en distintos lugares de Monterrey, el área metropolitana apenas está entrando a la etapa “más crítica” de la crisis por la sequía, según Conagua. La presa Cerro Prieto, ubicada en Linares, Nuevo León, “técnicamente ya se terminó” como una fuente de agua para la ciudad y ya no podrá aportar a la población, por lo que se vienen semanas complicadas, reconoció Luis Carlos Alatorre, director regional del organismo.

Sin embargo, la paciencia se agota y habitantes de municipios como Allende y Montemorelos protestaron violentamente quemando las tuberías de PVC de los Servicios de Agua y Drenaje (SAD) para evitar que los tubos fueran conectados al río Ramos y abasteciera agua a los habitantes de la zona metropolitana de Monterrey. Protección Civil Estatal dijo que la quema se provocó la noche del viernes cuando subió de tono la protesta de los pobladores que viven cerca del afluente y que ya habían mostrado su inconformidad por la intención de extraer agua de dicho cauce. Las protestas comenzaron tras el anuncio del gobierno que encabeza Samuel García de sacar 500 litros de agua por segundo del río Ramos, localizado en esa región dedicada al cultivo de cítricos, para abastecer a Monterrey, pues una de sus principales fuentes de suministro, la presa Cerro Prieto, está a punto de secarse.

La sequía incluso ha causado roces en la relación bilateral con Estados Unidos. Casi dos años después de que comenzara el actual ciclo quinquenal para la entrega de agua de la cuenca del río Bravo a Estados Unidos, México ha cubierto apenas el 4 % de la cuota que le corresponde para el periodo que va de 2020 a 2025. A estas alturas, en el ciclo anterior, el que va de 2015 a 2020 ya se había entregado el 19 %. De acuerdo con el Tratado de Aguas de 1944, México debe entregar en cada ciclo de cinco años un mínimo de 2.158 millones de metros cúbicos de líquido de la cuenca.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Jacobo García

Es periodista en México, Centroamérica y Caribe. Fue corresponsal de El Mundo y Associated Press en Colombia antes de llegar a EL PAÍS. Editor Premio Gabo’17 en Innovación y Premio Gabo’21 a la mejor cobertura. Finalista True Story Award 20/21 y colaborador en varios libros colectivos sobre periodismo y América Latina.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS