La DEA alerta del tráfico de fentanilo en redes sociales por cárteles mexicanos

La agencia estadounidense revela que en los últimos dos meses y medio las autoridades incautaron más de 680 kilogramos de esta droga

Un consumidor de fentanilo muestra una jeringuilla en Filadelfia, EE UU, en septiembre de 2019.
Un consumidor de fentanilo muestra una jeringuilla en Filadelfia, EE UU, en septiembre de 2019.David Maialetti (AP)

La Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) ha advertido este jueves de que grupos criminales mexicanos ofrecen píldoras falsas mezcladas con fentanilo a través de las redes sociales. “A un solo clic de un teléfono inteligente”, los cárteles distribuyen dosis letales de la droga que cada cinco minutos provoca un fallecimiento en EE UU, según revela un estudio de la agencia. La DEA sostiene que “existe un vínculo directo entre las muertes por sobredosis relacionadas con el fentanilo y las redes criminales de drogas en México”.

Según afirma la dependencia, las redes del narco mexicano están produciendo fentanilo en masa. Tan solo entre el 29 de septiembre y el 14 de diciembre, las autoridades estadounidenses incautaron más de 680 kilogramos de esta droga y más de ocho millones de pastillas falsas mezcladas con fentanilo. “Estas píldoras falsas están diseñadas para parecer casi idénticas a las recetas legítimas, como Oxycontin, Percocet, Vicodin, Adderall, Xanax y otros medicamentos”, expone la agencia antidrogas. Para fabricar los comprimidos, los narcotraficantes también utilizan productos químicos procedentes principalmente de China, añade.

“Los grupos criminales mexicanos están aprovechando la herramienta perfecta para el tráfico de drogas: aplicaciones de redes sociales que están disponibles en todos los teléfonos inteligentes”, ha señalado en rueda de prensa Anne Milgram, administradora de la DEA. “Están utilizando estas plataformas para inundar nuestro país con fentanilo. La facilidad con la que los traficantes de drogas pueden operar en las redes sociales y otras aplicaciones populares para teléfonos inteligentes está alimentando la epidemia de sobredosis sin precedentes de nuestra nación”.

Tras una investigación de varias semanas, la DEA ha determinado que cuatro de cada 10 píldoras contienen al menos dos miligramos de fentanilo, una cantidad que se considera una dosis letal. Según los resultados del estudio, las drogas incautadas estuvieron directamente relacionadas con al menos 46 sobredosis y 39 muertes. Además de que al menos 76 de los casos involucraron a narcotraficantes que usaban aplicaciones de redes sociales, como Facebook, Instagram, TikTok, YouTube y Snapchat, y 32 de ellos tenían “vínculos directos con los principales cárteles mexicanos que producen y distribuyen fentanilo en masa”. El informe también revela que las pastillas han sido encontradas en todos los Estados del país.

En septiembre pasado, la agencia antidrogas emitió su primera alerta de seguridad pública en seis años para advertir sobre el aumento alarmante en la disponibilidad y la letalidad de las píldoras falsas. En 2021, la DEA ha incautado 20,4 millones de pastillas falsas y “suficiente fentanilo para proporcionar una dosis letal a todos los estadounidenses”, según afirma la dependencia. “Gran parte de este fentanilo se encuentra en forma de píldoras falsas”.

Según datos del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS por sus siglas en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), la epidemia de los opiáceos en EE UU es ya la más mortífera de la historia. Entre abril de 2020 y el mismo mes del año 2021, más de 100.000 personas murieron por sobredosis. Los opioides sintéticos, principalmente el fentanilo, fueron los causantes de casi dos tercios (64%) de todas las muertes.

Naciones Unidas ya había advertido en octubre pasado de la expansión de los cárteles mexicanos de la droga mediante las redes sociales. Según un informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), la pandemia de la covid-19 ha cambiado su forma de operar. El peligro es que “los traficantes puedan recurrir en mayor medida a los modelos de tráfico de drogas en línea para ampliar sus negocios y redes, y que, después de la pandemia, este modelo en particular se convierta en la característica más notable del mercado regional de drogas ilícitas”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

María Julia Castañeda

Redactora en EL PAÍS México. Enfocada en contar historias con perspectiva de género. Es graduada en Periodismo por el Tecnológico de Monterrey y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS