Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brasil alaba el apoyo militar a Guaidó, pero reconoce que no alcanza a los altos rangos

El presidente Jair Bolsonaro analiza la situación en el país vecino durante una reunión de emergencia en Brasilia con varios ministros y el vicepresidente

Ernesto Araújo, el ministro de Exteriores de Brasil.
Ernesto Araújo, el ministro de Exteriores de Brasil. AFP

El Gobierno de Brasil ha acogido con satisfacción y prudencia el apoyo público de militares a Juan Guaidó, reconocido por Brasil y más de 50 países como presidente interino de Venezuela, pero quiere saber cuántos son, cuán extendido es el respaldo. “Nos parece positivo que haya un movimiento de militares que reconocen la constitucionalidad del presidente Juan Guaidó. Cumplen con su deber constitucional de lealtad al presidente legítimo”, ha declarado en Brasilia el ministro de Exteriores brasileño, Ernesto Araújo. “Necesitamos ver la dimensión de eso [apoyo castrense]”, ha añadido el canciller en su comparencia en Brasilia, según G1, de la red Globo.

El ministro brasileño de Seguridad Institucional, el general retirado Augusto Heleno, ha explicado sin eufemismos las conclusiones de la reunión de emergencia convocada por el presidente, Jair Bolsonaro: el anuncio de Guaidó “fue colocado después en la dimensión correcta, o sea, había un cierto apoyo de las Fuerzas Armadas, pero eso no llegaba a alcanzar a los escalafones altos, se quedaba ahí, en el escalón más bajo”, según informa la prensa local. El ministro ha añadido que Brasil no vislumbra una “solución a corto plazo”.

Bolsonaro ha reiterado su apoyo “al presidente Juan Guaidó” en un tuit en el que aprovecha para atacar a la oposición izquierdista de su país: “Brasil se solidariza con el sufrido pueblo venezolano, esclavizado por un dictador apoyado por el PT y por el PSOL y aliados ideológicos”. Su Gobierno ha autorizado en la tarde de este martes el asilo a los 25 militares que lo solicitaron en la Embajada brasileña en Caracas, según informa Reuters, que cita al portavoz de presidencia.

El ministro de Exteriores Araújo, que este lunes se reunió en Washington con el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, aseguró que había que “ser prudentes” y mantener la presión diplomática en todos los frentes” para “seguir avanzando en el proceso de deslegitimación de (Nicolás) Maduro”.

Brasil dio desde el principio apoyo político a Guaidó, fue de los primeros países en reconocerlo como presidente interino, ha exigido reiteradamente el “restablecimiento de la democracia” y ha sido activo en la ofensiva diplomática, pero participó con perfil bajo en la operación ayuda humanitaria y hasta ahora, en línea con el Grupo de Lima, ha rechazo el uso de la fuerza para derrocar al régimen.

La frontera entre ambos países lleva dos meses cerrada, desde que Maduro decretó la clausura en represalia por el plan de Guaidó de introducir camiones con ayuda humanitaria desde varios países vecinos, plan que fracasó. Los dos únicos camiones con material sanitario y alimentos que se acercaron al linde en el único paso fronterizo en los 1.200 kilómetros que comparten nunca lograron traspasar la barrera de agentes bajo las órdenes de Maduro para internarse en el país y ser repartidos.

Como el resto de la región, Brasil recibido un número creciente de venezolanos que abandona su país casi con lo puesto. El año pasado llegaron unos 130.000 (de los que tres cuartas partes solicitó regularizar su situación); en 2017 arribaron 70.000.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información