Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

México ajusta su política migratoria de cara a las inversiones de EE UU

El país norteamericano revisará sus criterios para visados y atenderá a los niños que buscan llegar a la frontera estadounidense

Un grupo de migrantes centroamericanos intenta cruzar a EE UU.
Un grupo de migrantes centroamericanos intenta cruzar a EE UU. Reuters

El primer Gobierno de izquierda de México ha apostado también por dar un giro en la perspectiva del país en materia de migración. Este miércoles, las secretarías de Gobernación y Relaciones Exteriores han anunciado un rediseño del Instituto Nacional de Migración (INM) tanto para atender a los migrantes centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos, como para los mexicanos que viven en el extranjero. “Pasamos de un escenario en donde dominaba una imagen de la contención migratoria y de la seguridad como eje sobre el que se articulaban las iniciativas. Y en este Gobierno se privilegian nuevos principios de respeto a los derechos humanos, y el desarrollo social y económico”, explicó Tonatiuh Guillén, comisionado del INM.

Estados Unidos se comprometió el martes a invertir 4.800 millones de dólares en cooperación y desarrollo con México para atender la crisis migratoria, que se ha acentuado en los últimos meses con la caravana centroamericana. El Gobierno mexicano ha asegurado que la nueva política, centrada en el impulso económico del sur de México y Centroamérica, ha renovado el diálogo con las autoridades estadounidenses sobre el tema. Está previsto que en enero una reunión bilateral defina los pasos a seguir de la nueva estrategia, a pesar de que el presidente Donald Trump no se ha pronunciado respecto al plan.

Tras la ratificación del Pacto Mundial de Migraciones de Naciones Unidas, el secretario de Exteriores, Marcelo Ebrard, ha apuntado que tanto el plan migratorio anunciado el martes en conjunto con Estados Unidos, como el ajuste de la política migratoria al interior del país se alinean con el acuerdo alcanzado por 152 países. “México es el primer país del mundo que está ajustando sus políticas migratorias”, dijo. Además, señaló que la nueva perspectiva mexicana está contribuyendo a moldear una relación distinta con los países de Centroamérica.

Entres los pasos que el Gobierno mexicano está tomando en la reconfiguración de su política está la revisión de los criterios de los visados para los países centroamericanos. También se ampliarán los permisos para visitantes fronterizos, que actualmente solo son para ciudadanos de Guatemala y Belice, para que habitantes de El Salvador y Honduras también puedan acceder a ellos. “Vamos a reestructurar el Instituto desde sus entrañas”, ha prometido la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

El aumento de los menores que emigran de Centroamérica hasta la frontera de México y Estados Unidos también ha llevado a las autoridades mexicana a crear la Comisión para la Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes para atender tanto a aquellos que viajan en solitario, como a las familias que intentan hacer el trayecto con varios menores. El incremento de la migración de niños centroamericanos, que salen de sus países huyendo de la violencia y la pobreza, ha llevado a las autoridades estadounidenses desde 2016 a separar a las familias una vez que intentan entrar en Estados Unidos de forma irregular. “La movilidad de las personas, sobre todo la que está ahora en la coyuntura nacional que es la que procede de Centroamérica, tiene una movilidad forzada obligada por factores de desarrollo socioeconómico e incluso fragilidad de los Estados”, ha señalado Guillén, del INM.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información