Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tusk salva el acuerdo del Brexit tras una conversación con Sánchez

El presidente del Gobierno español y el presidente del Consejo Europeo resuelven el conflicto sobre Gibraltar

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, con la primera ministra británica, Theresa may, el 19 de octubre en Bruselas.
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, con la primera ministra británica, Theresa may, el 19 de octubre en Bruselas. AFP

La cumbre europea del Brexit se mantiene. Tras una conversación telefónica del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se ha despejado la incertidumbre que planeaba sobe la decisiva cita de este domingo en Bruselas.

La convocatoria de la cumbre había quedado en el alero tras la amenaza de veto expresada por Sánchez, que exige que se reconozca que el acuerdo de salida del Reino Unido de la UE no prejuzgará la situación de Gibraltar ni quitará a España la última palabra sobre la relación del Peñón con el club europeo.

"Tras la llamada de teléfono hace unos minutos entre el presidente del Consejo y Sánchez, estamos más cerca del Consejo Europeo de este domingo", ha celebrado en un tuit el portavoz de Tusk al filo de las dos y media de la tarde de este sábado.

Pocos minutos después de la conversación con Sánchez, Tusk ha remitido a los líderes europeos la carta de convocatoria oficial de la cumbre. La misiva pide a los 27 que "aprueben el resultado de las negociaciones del Brexit", dirigidas durante los últimos 20 meses por el negociador-jefe europeo, Michel Barnier. La cumbre, señala Tusk, también debe dar la luz verde a la Declaración Política que enmarcará las negociaciones sobre la futura relación con Reino Unido. Un regateo previsiblemente muy complicado también y para el que la UE se fija un plazo de 21 meses a partir del Brexit (29 de marzo de 2019), pero ampliable hasta en dos años si fuera necesario.

Sánchez había advertido el viernes desde La Habana que "las garantías" no eran "suficientes y, por tanto, España mantenía el veto al acuerdo del Brexit". El presidente del Gobierno incluso había sugerido la posibilidad de que se cancelase la cumbre si no había intención de mejorar la oferta a España. Pero tras la conversación con Tusk en la mañana del sábado, la cumbre se da casi por salvada.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >