Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el intelectual y opositor venezolano Teodoro Petkoff

El fundador del diario venezolano 'Tal Cual' y Premio Ortega y Gasset de 2015 ha muerto a los 86 años

Teodoro Petkoff en mayo de 2015 FOTO: EFE | VIDEO:REUTERS

Teodoro Petkoff, político, escritor, intelectual, antiguo líder guerrillero, excandidato presidencial, periodista y editor venezolano, Premio María Moors Cabot, en 2012, y Premio Ortega y Gasset, en 2015, falleció ayer en Caracas, a los 86 años de edad, después un prolongado período de dolencias. Con el paso del tiempo había llegado a convertirse en uno de los opositores más esclarecidos de Hugo Chávez y en uno de los políticos más respetados de la órbita latinoamericana.

Hijo de emigrados judíos de origen búlgaro y polaco, Petkoff había nacido en El Batey, estado Zulia, en enero de 1932. Entró en política durante la dictadura militar de Marcos Pérez Jiménez, en los años cincuenta, época en la que formó parte de células clandestinas en la resistencia y llegó a ocupar responsabilidades en la estructura juvenil y la dirección nacional del entonces proscrito Partido Comunista de Venezuela.

Depuesto el dictador en 1958, la naciente democracia debió plantar cara a la febril influencia que tuvo la Revolución Cubana en la juventud venezolana de entonces. Las tensiones con el Gobierno de Rómulo Betancourt abrió las compuertas de un turbulento período en el cual Petkoff, y otros dirigentes del Partido Comunista y el Movimiento de Izquierda Revolucionaria abrieron frentes guerrilleros en el país con el objeto de instaurar una revolución inspirada en los valores antimperialistas de La Habana.

Protagonista de dos espectaculares escapes de los calabozos en los cuales estuvo recluido, Petkoff, junto a casi todos los políticos de la izquierda venezolana, se acogió, a finales de los años sesenta, a los términos de la pacificación propuesta por los Gobiernos de Raúl Leoni y Rafael Caldera.

La invasión de la Unión Soviética a Checoslovaquia, en 1968, había producido un enorme cisma personal en Petkoff, que cuestionó el hecho acaloradamente, e inició una crisis interna en el PCV que contribuyó a consolidar el ocaso de los movimientos guerrilleros. Con la publicación de Checoslovaquia, el socialismo como problema, de enorme impacto en los debates políticos latinoamericanos de entonces, Petkoff fue excluido del movimiento comunista mundial de la boca del propio Leonid Brezhnev.

De regreso a la legalidad democrática, Petkoff fue fundador del Movimiento al Socialismo, un partido de izquierdas que planteó la ruta democrática al poder, del cual fue dos veces candidato presidencial en los años ochenta, y que con el paso de los años conoció una evolución a la socialdemocracia. El MAS fue visto entre los políticos latinoamericanos de izquierda como el símbolo por excelencia de la lucha política postguerrillera, separada de la influencia de Fidel Castro. Gabriel García Márquez, amigo personal de Petkoff, donó todo el dinero del Premio Internacional de Literatura Rómulo Gallegos por su obra Cien Años de Soledad a la causa del partido recién fundado.

La figura Petkoff comenzó a ser vista como una referencia nacional hacia los años noventa, una vez que le tocó ocupar, con aceptables resultados, la cartera de Planificación durante el segundo mandato de Rafael Caldera en un Gobierno de coalición de socialistas y democratacristianos.

En 1999, Petkoff renunció al MAS, del que había sido arquitecto ideológico, una vez que el partido decidiera acompañar la primera candidatura de Hugo Chávez. La relación entre ambos dirigentes nunca fue buena: ambos se respetaban a la distancia, pero no se tenían simpatía. La Democracia basada en el Pacto de Punto Fijo (un acuerdo de gobernabilidad entre los partidos AD, Copei y URD, firmado en 1958) conocía su ocaso; estaría llegando la era del Régimen Bolivariano promovido por Chávez.

De político a periodista

En el 2000, Petkoff funda el rotativo Tal Cual, e inicia su segunda etapa como hombre público, al abandonar la política partidista y meterse de lleno en el periodismo y los debates de opinión. Este periódico llegó a hacerse célebre por el contenido de los agudos editoriales de Petkoff, en los cuales terminó convertido en uno de los críticos más implacables en contra de los excesos y extravíos de Hugo Chávez en el poder.

Promotor de varias revistas vinculadas al pensamiento político, como Inforemas y El Ojo del Huracán, Petkoff fue autor de 12 libros vinculados al pensamiento político, la deconstrucción analítica del comunismo, el valor del cambio democrático y el devenir venezolano y latinoamericano actual. Su influencia entre los intelectuales venezolanos de esta hora ha sido determinante. Petkoff es considerada una figura tutelar y muy respetada en los confines de la oposición antichavista, y, al mismo tiempo, objeto de desprecio y encono por la militancia bolivariana.

Mensaje de Teodoro Petkoff en los Premios Ortega y Gasset de 2015.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >