Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El diario venezolano ‘Tal cual’ deja de circular en papel

El combativo periódico fundado por el intelectual y político venezolano Teodoro Petkoff continuará en su edición digital

Última portada impresa del diario venezolano Tal Cual.
Última portada impresa del diario venezolano Tal Cual.

Tal Cual, el combativo diario fundado por el intelectual y político venezolano Teodoro Petkoff, premio Ortega y Gasset 2015, circuló este jueves por última vez en su versión impresa. Al no venderle papel, el régimen de Nicolás Maduro ha obligado a sus directivos a concentrar la operación en la web. El periódico promete seguir manteniendo sus críticas a la llamada revolución bolivariana. El régimen venezolano monopoliza el acceso a las divisas desde 2003 y centraliza las importaciones de insumos para los periódicos a través de una empresa estatal.

Según Tal Cual, la compañía en cuestión, Corporación Maneiro, aplica un trato discriminatorio contra todos los medios críticos con el Gobierno. “Desde septiembre de 2016 hemos recibido cuatro bobinas de papel para imprimir la edición. Eso equivale apenas a dos números semanales”, se lee en un editorial firmado por su jefe de redacción, Xabier Coscojuela. En 2015, Tal Cual ya se había convertido en un semanario por la falta de insumos debido a las políticas de Maduro, que vende papel a precios subsidiados solo a los diarios que le son fieles.

Tal Cual había mantenido su versión impresa pagando los insumos al precio del dólar estadounidense en el mercado negro, pero la continua devaluación del bolívar, de 96,2% en el último año, impidió continuar con la operación. El diario sigue la estela de otros medios independientes como El Carabobeño, que cubre la región centro-norte del país, que han tenido que migrar a la web porque no pueden asumir el valor de la impresión.

En los últimos tres años, siete periódicos han dejado de circular en su versión impresa, tras lo cual se han convertido en páginas web o semanarios. Otros han reducido sus páginas y número de ejemplares, entre ellos El Nacional, el principal periódico crítico del régimen chavista.

Petkoff fundó Tal Cual en abril de 2000. Venía de culminar una etapa como director del vespertino El Mundo, de donde fue despedido por presiones del Gobierno del entonces presidente Hugo Chávez. Había dejado atrás su vida como político activo para dedicar el resto de sus días al periodismo. Guerrillero, diputado del Congreso de Venezuela, excandidato presidencial, escritor y ministro, Petkoff ofreció a los lectores un medio que puso el acento en la opinión. Con un provocador “Hola, Hugo” tituló el editorial del primer número de Tal Cual. Era la forma de decirle a Chávez que su despido de El Mundo solo había sido un traspié momentáneo.

La denuncia de Cabello

La falta de papel es apenas un aspecto de una relación conflictiva con el chavismo. El régimen le ha multado por editoriales que mencionan a la familia de Chávez y su directiva aún sufre los rigores de la persecución judicial. Hasta hace algunas semanas, Petkoff, de 85 años, tenía prohibido salir de Venezuela y debía presentarse periódicamente en los tribunales para responder a una querella. El hombre fuerte del régimen, Diosdado Cabello, lo había demandado a él y al resto de los accionistas del diario por difamación tras publicar una información de The Wall Street Journal, que denunciaba que el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela tenía tratos con el narcotráfico. El proceso sigue abierto.

La última portada de Tal Cual se titula: “Maduro, nos vemos en la web”. Y agrega: “Las limitaciones gubernamentales nos impulsan a tomar una nueva piel con la cual creceremos en audiencia y en calidad. Se cierra una historia de 17 años de periodismo impreso y se abre otra aún mejor”.