Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El norte de México se cubre de blanco

Algunos municipios registran nieve por primera vez en varias décadas

Nevada en Ciudad Juárez.

La nieve ha llegado al norte de México. Las bajas temperaturas por el frente frío número 14 han causado estragos en varias ciudades del desértico Estado de Coahuila, habituadas al frío, pero poco acostumbradas a las tormentas invernales. En Torreón ha nevado este viernes por primera vez en 20 años. Un día antes había sido Piedras Negras, en la frontera con Estados Unidos, donde no había caído nieve desde más de 30 años. La onda gélida ha provocado el colapso de al menos seis carreteras en Coahuila y Nuevo León, mientras que 13 municipios de Durango están en alerta por nieve y aguanieve.

El Servicio Meteorológico Nacional ha pronosticado temperaturas menores a los cinco grados bajo cero en Sonora, Chihuahua, Coahuila, Durango, Zacatecas y San Luis Potosí. Otros 11 Estados en el centro y el norte del país registrarán temperaturas entre los cero y los cinco grados bajo cero. En El Vergel, una pequeña comunidad en Chihuahua, y en La Rosilla (Durango) los termómetros marcaron como mínimas registros de menos 12 grados.

Las autoridades han dado cuenta de nevadas de más de 20 centímetros en Coahuila y Nuevo León, así como en regiones volcánicas como Cofre de Perote (Veracruz), el pico de Orizaba (Puebla y Veracruz, el punto más alto de México) la Sierra Negra (Puebla). Protección Civil de Coahuila ha informado de que al menos 57 personas en Torreón y 26 personas en la capital Saltillo han tenido que acudir a albergues para resguardarse. En Tamaulipas se ha activado el operativo carrusel para proteger a poblaciones vulnerables del frío y en algunos puntos de Chihuahua y Zacatecas se han suspendido clases.

Nevada en México
Muñeco de nieve en La Laguna.

"Tenía nueve años la última vez que nevó aquí, era viernes igual que hoy y era la primera vez que veía la nieve", cuenta René de la Torre, habitante de Torreón, la ciudad más grande de la región conocida como La Laguna. "Fue una cosa hermosa cuando nos asomamos y vimos toda la calle blanca", recuerda emocionado. Esta vez las aplicaciones del móvil ya habían pronosticado la nieve, pero no hizo menor la sorpresa de los laguneros que hasta el martes disfrutaban de temperaturas alrededor de los 30 grados. 

"Amo mi Laguna, la verdad no pensé que podría verla nevada nunca", comenta De La Torre. "Los niños no fueron a la escuela, no hay nadie al aire libre ni tráfico, y la ciudad se ve muy bonita y está muy a gusto", añade la lagunera Támara Jiménez, que vive en Gómez Palacio, Durango. "Fue muy bonito, ha sorprendido a mucha gente que no había visto esto en tres décadas y a los niños, que nunca habían visto la nieve en su vida", dice Valentino Torres, habitante de Piedras Negras.

"Se te pinta una sonrisa en la cara, a pesar del frío", dice Diana Estrada, en la fronteriza Ciudad Juárez, en Chihuahua, donde la nieve es más común, pero no cayó el año pasado. "Nos ponemos chamarras [cazadora] y cobijas, y prendemos el calentón para aguantar", cuenta Estrada sobre la nevada que cayó el jueves.

En Monterrey, en Nuevo León, las bajas temperaturas se hicieron sentir en el partido de ida de la final de la Liga mexicana, que disputan por primera vez los dos equipos de la ciudad, los Tigres y los Rayados. Los aficionados soportaron la lluvia y el granizo con tal de presenciar la primera parte del derbi más esperado de los últimos años, que terminó en un empate (1-1). 

"Era como si te tiraran arena todo el rato, sentías los golpes del hielo en la cara y en el cuerpo, el aire estaba congelado", relata Rafael Treviño, un aficionado felino que acudió al Estadio Universitario, en el municipio aledaño de San Nicolás de los Garza. Pese al mal tiempo, la afición apoyó a ambos clubes durante todo el partido. "La pasión por estos equipos es otra cosa, truene, llueva o caiga nieve, nunca faltamos", agrega Treviño.

Más información