Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Navalni ‘sobrevuela’ los comicios

El popular abogado difunde un vídeo grabado con un dron de una supuesta mansión de Medvédev

Alexei Navalni, a la derecha, y el exprimer ministro Mijaíl Kasianov, en un acto político en Moscú en diciembre de 2015.
Alexei Navalni, a la derecha, y el exprimer ministro Mijaíl Kasianov, en un acto político en Moscú en diciembre de 2015. AFP

El popular abogado y blogero ruso Alexéi Navalni, de 40 años, no participa en los comicios legislativos del domingo. El motivo es una ley que restringe el derecho a presentarse a elecciones para las personas con antecedentes penales. La ley en cuestión fue aprobada definitivamente después de que Navalni, en septiembre de 2013, quedara en segundo puesto en las elecciones a la alcaldía de Moscú, con el 27,24% de los votos, y confirmara con ello su calidad de líder de la oposición liberal ante la gigantesca maquinaria administrativa dominada por Rusia Unida (RU), el partido del actual alcalde.

Sobre Navalni se acumulan procesos y condenas que él denuncia como motivados políticamente. Sus quejas han llegado al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, que le ha dado la razón al denunciar como injusto el juicio al que fue sometido por presuntas irregularidades comerciales cuando era asesor del gobernador de la región de Kírov, Nikita Belij.

La decisión del alto tribunal europeo, sin embargo, no ha inmutado a la justicia rusa. En la actualidad, Navalni está en libertad condicional, cumpliendo una condena de tres años y seis meses por estafa y robo, que le fue impuesta en diciembre de 2014, pese a las objeciones de los supuestos estafados. Oleg Navalni, el hermano de Alexéi, está en la cárcel con una pena de la misma duración.

Navalni preside el Fondo de la Lucha contra la Corrupción, que fundó en 2012 junto con un grupo de allegados, varios de los cuales se han exiliado. En sus demoledores informes el FLC ha abordado prácticas viciadas (en las compras públicas) o actividades opacas de la élite política, como por ejemplo el supuesto tráfico de influencias en el entorno de la familia del fiscal general, Yuri Chaika.

Pese a no presentarse, Navalni está presente en los comicios a modo de corsario que apunta sus cañones contra la nave capitana de RU, el partido gubernamental. La artillería, presentada esta semana en las redes sociales, ha sido una película realizada por un aparato no tripulado que sobrevoló una inmensa hacienda rodeada con una verja de seis metros en la provincia de Uliánov, en las cercanías de la ciudad de Ples. La hacienda, de 80 hectáreas, tiene un embarcadero, un helipuerto, una pista de esquí, otra de tenis, varias piscinas, y numerosas residencias, desde la mansión principal a las de invitados, pasando por las viviendas del personal de servicio.

El conjunto inmobiliario, cuya restauración fue pagada por dos oligarcas rusos, tiene también dos torres de comunicaciones de seguridad y, según Navalni, pertenece al jefe del Gobierno, Dmitri Medvédev, quien es además el cabeza de lista de RU en estas elecciones. La portavoz del jefe del Gobierno, Natalia Timakova, ha dicho que Medvédev no es propietario de la hacienda, mientras el servicio de escolta de los líderes rusos y el servicio de intendencia del Kremlin afirman que la propiedad en cuestión no está en el ámbito de sus responsabilidades ni en el inventario de sus pertenencias. Navalni no se retracta y ha presentado nuevos documentos. Afirma además que los habitantes en zonas cercanas a la señorial hacienda, le confirman que el primer ministro acude a menudo a aquellos parajes.

La carrera de Navalni comenzó en el partido Yábloko, del que fue excluido en 2007 por sus ideas nacionalistas. En vísperas de las elecciones legislativas del domingo, el político se ha pronunciado por la unidad de las fuerzas liberales democráticas (Yábloko y Parnas), las cuales, sin embargo compiten por separado, como en otras ocasiones anteriores.