Nicaragua convoca a elecciones con Ortega como único candidato

La oposición, debilitada, no ha podido lograr un candidato de consenso. Un grupo de intelectuales, encabezados por Ernesto Cardenal, exigen al Gobierno elecciones libres

El presidente Daniel Ortega en julio de 2015.
El presidente Daniel Ortega en julio de 2015.EFE

El Tribunal Electoral de Nicaragua acabó este viernes con meses de incertidumbre, al convocar oficialmente a las elecciones generales que se celebrarán a inicios de noviembre y en las que el actual presidente Daniel Ortega espera ser reelegido para un tercer mandato consecutivo.

Sería la séptima candidatura presidencial de Ortega, quien ya había sido presidente del país de 1984 a 1990, regresó al poder tras el triunfo electoral de 2006 y fue reelegido en 2011 en unos comicios empañados por denuncias de fraude electoral e informes de opacidad de parte de organizaciones de observación internacional como la misión de la Unión Europea.

Aunque el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), el partido de Ortega, no ha ungido oficialmente al Presidente como su candidato, representantes de esa organización política ya dijeron públicamente que Ortega correrá. Su mujer, vocera del Gobierno y jefa de facto del gabinete, Rosario Murillo, publicó lo que se entiende como un edicto oficial en el que da por iniciada la campaña sandinista de cara a los comicios, con Ortega como su candidato.

“Nuestros medios desatarán una campaña inteligente, festiva, sensible. Debemos destacar al pueblo nicaragüense, con Daniel y con el Frente, en crecimiento de conciencia, y como protagonistas de todas las luchas y victorias”, escribió Murillo.

El FSLN pasó de ser un movimiento guerrillero que derrocó la dictadura somocista a un partido de izquierda, que disputó el poder en Nicaragua al convertirse en la principal organización opositora, tras la derrota electoral de 1990, cuando Ortega perdió el poder frente a Violeta Chamorro. Para analistas en Managua, sin embargo, el Frente es ahora una organización familiar, controlada por Ortega y Murillo, de la que ya salieron las más importantes figuras de la revolución sandinista.

Tras despejarse las dudas sobre la candidatura de Ortega, ahora queda por conocerse quién será su candidato a vicepresidente. Fuentes cercanas al FSLN aseguran que hay rivalidades internas dentro del partido en relación a quién debería ocupar esa candidatura. Entre las figuras mencionadas está Rosario Murillo.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

“No creo que ella tenga mucho chance, aunque debería ser la candidata a presidenta, porque en efecto ella es la presidenta en muchos sentidos. El papel de Daniel Ortega es un papel de politiquero, mientras que el de ella es más de organizadora. Si yo fuera ella, quisiera ser la presidenta. Pero estamos en un país machista, y nuestro Presidente es un señor machista, y no le va a dar a ella la posibilidad de ser candidata”, dijo este jueves la escritora Gioconda Belli.

Mientras tanto, la oposición no ha presentado a ningún candidato para hacerle frente a Ortega y se muestra debilitada. A inicios de abril el empresario de radio, Fabio Gadea —quien se enfrentó a Ortega en las generales de 2011— declinó la candidatura que le ofreció la coalición de partidos opositores encabezada por el Partido Liberal Independiente (PLI), debido a que no ha habido cambios en el sistema electoral que ofrezcan garantías mínimas de transparencia.

Este jueves un grupo de 27 intelectuales, académicos, periodistas y políticos opositores, liderados por el poeta Ernesto Cardenal y la escritora Belli, presentaron públicamente un manifiesto en el que le exigen al presidente Ortega que garantice elecciones libres y transparentes en Nicaragua, y piden a la comunidad internacional —principalmente a la Unión Europea y a la OEA— que juegue un “papel más activo” en la defensa de la democracia y la paz en este país centroamericano.

Sobre la firma

Carlos Salinas Maldonado

Redactor de la edición América del diario EL PAÍS. Durante once años se encargó de la cobertura de Nicaragua, desde Managua. Ahora, en la redacción de Ciudad de México, cubre la actualidad de Centroamérica y temas de educación y medio ambiente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS