Pekín se acerca a Seúl y se aleja de Pyongyang

China estrecha las relaciones diplomáticas con Corea del Sur

Un alto cargo norcoreano saluda al ministro de Unificació surcoreano este sábado.
Un alto cargo norcoreano saluda al ministro de Unificació surcoreano este sábado.Shin Jun-hee (AP)

Corea del Sur vive un momento extremadamente dulce con China. El gigante es el primer socio comercial de Seúl, sus relaciones comerciales van viento en popa (el intercambio rondó los 200.000 millones de euros el año pasado) y, como colofón, Xi Jinping se convirtió este julio en el primer presidente de China que visita Corea del Sur antes que Corea del Norte, aliado tradicional y el tapón que le separa de los 28.000 soldados estadounidenses que hay en el vecino del sur.

El viceministro de Exteriores surcoreano Cho Taeyong explica durante una entrevista en Seúl la trascendencia de la visita de Xi: “Primero, que ellos valoran la colaboración estratégica que hemos desarrollado con China. Todas las estadísticas sobre la relación nos hablan del incremento exponencial de la relación durante los últimos 22 años [de relación diplomática]. Y también indica que China está rotundamente en contra del programa nuclear [norcoreano]”. Cho recuerda que, “cuando Xi Jinping tomó posesión, Pyongyang hizo su tercera prueba nuclear y China dejó muy claro en los términos más duros que está en contra de que Corea del Norte siga desarrollando armas nucleares. Por eso las relaciones entre China y Corea del Norte no son exactamente como solían ser”. El viceministro asegura que las repatriaciones de desertores norcoreanos desde China es uno de los pocos asuntos en los que mantienen diferencias con Pekín.

La relación Seúl-Pyongyang, que técnicamente siguen en guerra, vive horas bajas. El parque industrial que gestionan conjuntamente, Kaesong, ha sido reabierto tras cuatro meses de parón este año, pero el contacto diplomático está congelado. “Mi Gobierno siempre ha estado y está abierto al diálogo intracoreano”, recalca el viceministro, una postura que la presidenta Park Geun-hye, hija del dictador que promovió el milagro económico, reiteró oficialmente este verano su oferta de mantener una reunión de alto nivel. “En resumen, mi presidenta ofreció retomar la negociación sobre proyectos conjuntos de cooperación mientras pedimos a Corea del Norte que deje de desarrollar armas nucleares. Lo bueno es que Corea del Norte no ha dicho no. Lo malo es que no ha dicho sí. La oferta sigue sobre la mesa”, recalca Cho.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Naiara Galarraga Gortázar

Es corresponsal de EL PAÍS en Brasil. Antes fue subjefa de la sección de Internacional, corresponsal de Migraciones, y enviada especial. Trabajó en las redacciones de Madrid, Bilbao y México. En un intervalo de su carrera en el diario, fue corresponsal en Jerusalén para Cuatro/CNN+. Es licenciada y máster en Periodismo (EL PAÍS/UAM).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS