Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escocia, independencia o unión

A menos de un día del voto, los últimos sondeos predicen un resultado ajustado. Doce británicos exponen sus razones

  • La diseñadora Vivienne Westwood, que lleva una chapa a favor del sí a la independencia y una bandera de Escocia, posa el pasado domingo en el 'backstage' antes de la presentación de su colección durante la Semana de la Moda de Londres. Westwood, de 73 años, dice que sería "fantástico" si ganara el voto al sí: "El futuro podría ser increíble. Escocia sería muy importante y una influencia en el mundo". La consulta se celebrará este jueves, cuando los escoceses están llamados a votar si ponen fin a los 307 años de unión con el resto de Reino Unido.
    1La diseñadora Vivienne Westwood, que lleva una chapa a favor del sí a la independencia y una bandera de Escocia, posa el pasado domingo en el 'backstage' antes de la presentación de su colección durante la Semana de la Moda de Londres. Westwood, de 73 años, dice que sería "fantástico" si ganara el voto al sí: "El futuro podría ser increíble. Escocia sería muy importante y una influencia en el mundo". La consulta se celebrará este jueves, cuando los escoceses están llamados a votar si ponen fin a los 307 años de unión con el resto de Reino Unido. Reuters
  • Alvan Melbourne, jubilado de 83 años, posa en su cocina, en Londres, el pasado viernes. Este antiguo empleado de unos grandes almacenes nunca ha estado en Escocia, pero piensa que debería seguir siendo parte de Reino Unido. "Es triste, ¿por qué no quieren quedarse con nosotros?", cuestiona.
    2Alvan Melbourne, jubilado de 83 años, posa en su cocina, en Londres, el pasado viernes. Este antiguo empleado de unos grandes almacenes nunca ha estado en Escocia, pero piensa que debería seguir siendo parte de Reino Unido. "Es triste, ¿por qué no quieren quedarse con nosotros?", cuestiona. Reuters
  • Josie Smith, estilista, escritora y asistente en la Semana de la Moda de Londres, posa frente al Somerset House, en la capital de Reino Unido, el pasado sábado. Tiene 29 años y procede de Escocia. Considera que a mucha gente le da miedo el cambio, y que es probable que este temor pueda persuadirles de votar sí en el referéndum. Siente que sería absurdo asumir que la independencia solucionará todos los problemas de Escocia. Pero añade que muchos ciudadanos se mudan al sur de la frontera, donde hay más trabajo, y que la independencia daría a Escocia la oportunidad de atraer más negocios
    3Josie Smith, estilista, escritora y asistente en la Semana de la Moda de Londres, posa frente al Somerset House, en la capital de Reino Unido, el pasado sábado. Tiene 29 años y procede de Escocia. Considera que a mucha gente le da miedo el cambio, y que es probable que este temor pueda persuadirles de votar sí en el referéndum. Siente que sería absurdo asumir que la independencia solucionará todos los problemas de Escocia. Pero añade que muchos ciudadanos se mudan al sur de la frontera, donde hay más trabajo, y que la independencia daría a Escocia la oportunidad de atraer más negocios Reuters
  • La escritora Julie Threapleton, de 41 años, posa en su jardín, en Londres, el pasado viernes. Ella creció en Canadá, y no cree que los escoceses estén mejor "como nación soberana". "Tampoco creo que el petróleo deba ser un factor decisivo. Los recursos se agotan. La gente, no", añade. Threapleton compara la situación de Escocia con la de Quebec en el referéndum de 1995, y afirma que ambos procesos van a la par. Dice que las preocupaciones por el futuro de la economía de Quebec llevaron finalmente al voto al no, aunque el Gobierno de la región canadiense ganó más poder. Ella espera que en Escocia se siga por ese mismo camino
    4La escritora Julie Threapleton, de 41 años, posa en su jardín, en Londres, el pasado viernes. Ella creció en Canadá, y no cree que los escoceses estén mejor "como nación soberana". "Tampoco creo que el petróleo deba ser un factor decisivo. Los recursos se agotan. La gente, no", añade. Threapleton compara la situación de Escocia con la de Quebec en el referéndum de 1995, y afirma que ambos procesos van a la par. Dice que las preocupaciones por el futuro de la economía de Quebec llevaron finalmente al voto al no, aunque el Gobierno de la región canadiense ganó más poder. Ella espera que en Escocia se siga por ese mismo camino Reuters
  • Lewis MacAskill, graduado universitario de 23 años, posa en Stornoway, en la isla de Lewis, en las Hébridas Exteriores, el pasado sábado. "Quiero ver una Escocia más justa y próspera. Un país que pueda cuidar de su propio pueblo, que pueda hacerse cargo de sus enfermos y sus caídos en batalla en tiempos difíciles. No quiero cargar con Gobiernos 'tories' [conservadores] a los que nunca hemos votado", indica
    5Lewis MacAskill, graduado universitario de 23 años, posa en Stornoway, en la isla de Lewis, en las Hébridas Exteriores, el pasado sábado. "Quiero ver una Escocia más justa y próspera. Un país que pueda cuidar de su propio pueblo, que pueda hacerse cargo de sus enfermos y sus caídos en batalla en tiempos difíciles. No quiero cargar con Gobiernos 'tories' [conservadores] a los que nunca hemos votado", indica Reuters
  • Ruth, estudiante de la técnica Alexánder, posa en su sala de estar, el pasado sábado en Londres. Tiene 39 años y es originaria de Escocia. Muestra un gráfico que ha hecho ella misma para argumentar por qué cree que Escocia debería votar no a la independencia. "Estamos mejor juntos, hemos estado unidos muchos años y ellos [quienes hacen campaña a favor del sí] no han expuesto sus razones", señala
    6Ruth, estudiante de la técnica Alexánder, posa en su sala de estar, el pasado sábado en Londres. Tiene 39 años y es originaria de Escocia. Muestra un gráfico que ha hecho ella misma para argumentar por qué cree que Escocia debería votar no a la independencia. "Estamos mejor juntos, hemos estado unidos muchos años y ellos [quienes hacen campaña a favor del sí] no han expuesto sus razones", señala Reuters
  • Jack Cunningham, de 19 años, posa con una bandera escocesa en Edimburgo, Escocia, el pasado viernes. Trabaja como dependiente en una tienda de videojuegos y está a favor de la independencia. "Quiero las armas nucleares fuera del país. Cameron y sus compañeros son de una clase demasiado alta. No es nada en contra de los ingleses. Simplemente creo que deberíamos encargarnos de nuestros propios asuntos", afirma
    7Jack Cunningham, de 19 años, posa con una bandera escocesa en Edimburgo, Escocia, el pasado viernes. Trabaja como dependiente en una tienda de videojuegos y está a favor de la independencia. "Quiero las armas nucleares fuera del país. Cameron y sus compañeros son de una clase demasiado alta. No es nada en contra de los ingleses. Simplemente creo que deberíamos encargarnos de nuestros propios asuntos", afirma Reuters
  • Ken Brown, gerente de una planta química retirado, posa con una bandera de Reino Unido en la playa de Troon, en Ayrshire (Escocia), el pasado lunes. Votará no en el referéndum de independencia. "Creo que como país estamos mucho mejor juntos. Escocia es bastante socialista por naturaleza y eso tendrá que ser sufragado con más impuestos", sostiene
    8Ken Brown, gerente de una planta química retirado, posa con una bandera de Reino Unido en la playa de Troon, en Ayrshire (Escocia), el pasado lunes. Votará no en el referéndum de independencia. "Creo que como país estamos mucho mejor juntos. Escocia es bastante socialista por naturaleza y eso tendrá que ser sufragado con más impuestos", sostiene Reuters
  • Margaret Ann MacLeod, higienista dental de 46 años, posa en el muelle de Stornoway, en la isla de Lewis (Hébridas Exteriores), el pasado sábado. Está a favor de la independencia y votará a favor del sí. "Es muy simple: quiero que el pueblo de Escocia pueda tomar las decisiones sobre Escocia", explica
    9Margaret Ann MacLeod, higienista dental de 46 años, posa en el muelle de Stornoway, en la isla de Lewis (Hébridas Exteriores), el pasado sábado. Está a favor de la independencia y votará a favor del sí. "Es muy simple: quiero que el pueblo de Escocia pueda tomar las decisiones sobre Escocia", explica Reuters
  • Minnie Torrens posa con una bandera de Reino Unido en Troon, Ayrshire, el pasado lunes. En el referéndum, votará en contra de la independencia de Escocia. "Soy de Irlanda del Norte, pero he vivido en Escocia durante 26 años, y creo que todos nos beneficiamos de la Unión", expone. "También votaré no como tributo a Ian Paisley, que acaba de morir", continúa
    10Minnie Torrens posa con una bandera de Reino Unido en Troon, Ayrshire, el pasado lunes. En el referéndum, votará en contra de la independencia de Escocia. "Soy de Irlanda del Norte, pero he vivido en Escocia durante 26 años, y creo que todos nos beneficiamos de la Unión", expone. "También votaré no como tributo a Ian Paisley, que acaba de morir", continúa Reuters
  • Bob Duncan, ingeniero de software de 56 años, posa en el muelle de Stornoway, en la isla de Lewis (Hébridas Exteriores) el pasado sábado. "La principal razón [para votar a favor de la independencia] es el déficit democrático. Quiero asegurarme de que Escocia siempre tenga el Gobierno que hayamos elegido", argumenta
    11Bob Duncan, ingeniero de software de 56 años, posa en el muelle de Stornoway, en la isla de Lewis (Hébridas Exteriores) el pasado sábado. "La principal razón [para votar a favor de la independencia] es el déficit democrático. Quiero asegurarme de que Escocia siempre tenga el Gobierno que hayamos elegido", argumenta Reuters
  • Samantha Bartholomew, gerente de Asuntos Corporativos de 36 años, posa en su salón, el pasado viernes, en Londres. "Estoy muy orgullosa de ser escocesa. Creo que Escocia es un país increíble con una identidad nacional muy fuerte, y creo que al ser parte de la Unión obtiene lo mejor de ambos mundos. Por ello creo que Escocia debería votar no [a la independencia]", explica. Bartholomew matiza: "Todo esto, bajo el precepto de que si actualmente estuviera viviendo en Escocia y tuviera derecho a voto, sería una decisión muy difícil y es posible que me dejara influir por la campaña a favor del sí. De alguna manera, me pregunto si Escocia debería dejar la cautela a un lado e ir a por ella [la independencia]... Independientemente de cuál sea el resultado de la votación, algún día espero regresar a Escocia con mi familia". Y finaliza: "Mi instinto ahora mismo me dice: ¡No [a la independencia]!"
    12Samantha Bartholomew, gerente de Asuntos Corporativos de 36 años, posa en su salón, el pasado viernes, en Londres. "Estoy muy orgullosa de ser escocesa. Creo que Escocia es un país increíble con una identidad nacional muy fuerte, y creo que al ser parte de la Unión obtiene lo mejor de ambos mundos. Por ello creo que Escocia debería votar no [a la independencia]", explica. Bartholomew matiza: "Todo esto, bajo el precepto de que si actualmente estuviera viviendo en Escocia y tuviera derecho a voto, sería una decisión muy difícil y es posible que me dejara influir por la campaña a favor del sí. De alguna manera, me pregunto si Escocia debería dejar la cautela a un lado e ir a por ella [la independencia]... Independientemente de cuál sea el resultado de la votación, algún día espero regresar a Escocia con mi familia". Y finaliza: "Mi instinto ahora mismo me dice: ¡No [a la independencia]!" Reuters