Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un genocidio oculto

EL PAÍS viaja al corazón de la masacre que culminó la guerra de Sri Lanka. Tras 26 años de silencio sobre un conflicto al que se le atribuye la muerte de hasta 40.000 civiles, Naciones Unidas impulsa su investigación.

  • Balasubramaniam Annaludchumy muestra las fotografías de los cinco familiares que murieron en 2009 en la “zona segura” reservada para civiles.
    1Balasubramaniam Annaludchumy muestra las fotografías de los cinco familiares que murieron en 2009 en la “zona segura” reservada para civiles.
  • Thava Malar muestra la foto de su hijo desparecido, posiblemente en poder del Ejército.
    2Thava Malar muestra la foto de su hijo desparecido, posiblemente en poder del Ejército.
  • Vista de varios edificios destrozados en Mulliativu
    3Vista de varios edificios destrozados en Mulliativu
  • Monumento a la victoria erigido por el gobierno de Sri Lanka en la localidad de Mullivaikal.
    4Monumento a la victoria erigido por el gobierno de Sri Lanka en la localidad de Mullivaikal.
  • Anthony Fernando, en su casa, que fue destruida por un obús hace cuatro años.
    5Anthony Fernando, en su casa, que fue destruida por un obús hace cuatro años.
  • La nieta de Anthony Fernando mira a través de los agujeros causados en su casa por los proyectiles del Ejército rn rn
    6La nieta de Anthony Fernando mira a través de los agujeros causados en su casa por los proyectiles del Ejército
  • El Ejército evita que se tomen fotografías de los cientos de vehículos civiles reducidos a un amasijo de hierros en la zona de Mullivaikal en la que se libraron los últimos combates
    7El Ejército evita que se tomen fotografías de los cientos de vehículos civiles reducidos a un amasijo de hierros en la zona de Mullivaikal en la que se libraron los últimos combates