La oposición siria publica los correos electrónicos de la familia El Asad

El diario 'The Guardian' se hace eco de 3.000 documentos privados del presidente sirio y su esposa Los mensajes muestran a un clan derrochador y aislado de la crisis

El presidente sirio, Bachar el Asad, reunido el pasado fin de semana con el enviado especial de la Líga Árabe y la ONU, Kofi Annan, en Damasco.
El presidente sirio, Bachar el Asad, reunido el pasado fin de semana con el enviado especial de la Líga Árabe y la ONU, Kofi Annan, en Damasco.AFP

Bachar el Asad pidió consejo a Irán sobre cómo manejar la revuelta contra su régimen, según una copia informática de lo que parecen ser varios miles de correos electrónicos recibidos y enviados por el líder sirio y su esposa. El Asad también recibió información en detalle acerca de la presencia de periodistas occidentales en el distrito de Bab Amro, en Homs, y urgió que se “reforzara la presencia de fuerzas de seguridad” en la ciudad, en manos de la oposición en noviembre.

Estas revelaciones están presentes en más de 3.000 documentos que según los activistas, son e-mails descargados de cuentas privadas de El Asad y su esposa, Asma. Los mensajes, que han sido obtenidos por The Guardian, han sido interceptados, supuestamente, por miembros del opositor Consejo Supremo de la Revolución entre junio y comienzos de febrero.

Más información
Los mensajes revelan una vida rutilante
Cómo se verificaron los 'e-mails'

Los documentos, que salen a la luz cuando se cumple el primer aniversario de la revuelta contra el régimen de El Asad que ha dejado más de 8.000 muertos, muestran una imagen de la primera familia siria sorprendentemente aislada de la creciente crisis y que continúa disfrutando de un estilo de vida lujoso.

Los documentos muestran cómo la esposa del presidente gasta miles de dólares en compras por Internet de productos de diseño y a El Asad intercambiando enlaces de páginas web en su iPad y descargando música de iTunes.

Mientras el mundo observa con horror la brutal represión de las protestas en todo el país y muchos sirios se enfrentan a escasez de alimentos y otras penurias, la señora El Asad gasta más de 13.000 euros en velas, mesas y candelabros procedentes de París y pide a un asesor para que ordene un conjunto de piezas para hacer fondue en Amazon.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Los mensajes parecen mostrar que El Asad recibió asesoramiento de Irán o sus representantes durante la revuelta

Entre las personas que se han comunicado con la cuenta del presidente figura Khaled al Ahmed, de quien se cree que estaba encargado de asesorar sobre Homs e Idlib. En noviembre Khaled escribió a El Asad urgiéndole a que “estrechara el cerco de seguridad para comenzar la operación de restaurar el control del Estado y la autoridad en las zonas de Homs e Idlib”. También le comunicó a El Asad que, según le habían dicho, periodistas europeos “habían entrado en el área cruzando ilegalmente la frontera libanesa”. En otro mensaje avisaba al presidente de que “una fuente fiable que se ha reunido hoy con líderes de grupos en Bab Amro aseguraron que un gran cargamento de armas procedentes de Libia" llegaría a las costas de uno de los países vecinos en tres días para ser introducidas en Siria.

The Guardian ha hecho amplios esfuerzos para confirmar la autenticidad de los e-mails al revisar sus contenidos y compararlos contra hechos establecidos y contactando a 10 personas cuya correspondencia aparece en las copias publicadas. Estas revisiones sugieren que los mensajes son genuinos, pero no ha sido posible verificarlos todos.

Los correos también parecen mostrar que:

El Asad se refirió a las reformas que había prometido para aplacar la crisis como “leyes basuras de partidos, elecciones y prensa”

• El Asad estableció una red de asesores cercanos que le informaban directamente a través de su cuenta de correo “privada”, eludiendo así tanto a su poderoso clan como a los aparatos de seguridad del país.

• El Asad hizo públicas las reformas que había prometido en un intento por aplacar la crisis, refiriéndose a ellas como “leyes basuras de partidos, elecciones y prensa”.

• Una hija del emir de Catar, Hamid bin Jalifa al Thani, aconsejó este año a El Asad y a su esposa que abandoran Siria y sugirió que Doha podría ofrecerles asilo.

• El Asad eludió amplias sanciones estadounidenses en su contra usando a un tercero, con dirección en Estados Unidos, para hacer compras de música y aplicaciones de iTunes.

• Una compañía con sede en Dubai llamada al Shahba, con oficinas registradas en Londres, es utilizada como una vía clave para manejar los negocios del Gobierno sirio y las compras privadas de la primera dama.

Los activistas aseguran que recibieron los detalles del usuario y la contraseña de lo que se cree han sido las cuentas usadas por la pareja a través de un topo en el círculo interno del presidente. Las direcciones de e-mail usaban el dominio alshahba.com, un conglomerado de empresas usado por el régimen. Afirman que los detalles les facilitaban acceso ininterrumpido a las dos bandejas de entrada hasta que la filtración fue descubierta en febrero.

Los correos muestran supuestamente cómo El Asad reunió a un equipo de asesores para que le aconsejaran acerca de estrategias para relacionarse con la prensa y también sobre cómo posicionarse ante las crecientes críticas internacionales a los intentos del régimen de aplacar la revuelta, que ahora se cree se ha cobrado más de 8.000 vidas.

Los activistas agregan que pudieron acceder a las bandejas de entrada de El Asad y su esposa en tiempo real durante varios meses. En muchos casos, dicen haber usado información nueva para advertir a sus compañeros en Damasco sobre los inminentes movimientos del régimen en su contra.

El acceso se extendió hasta el 7 de febrero, cuando llegó un e-mail amenazante a la bandeja de entrada que se creía era usada por El Asad, coincidiendo con que la existencia de la cuenta fue revelada cuando el grupo Anonymous pirateó varias direcciones de correo electrónico del Gobierno sirio. Toda la correspondencia desde y hacia las dos direcciones se interrumpió ese día.

Los mensajes parecen mostrar que El Asad recibió asesoramiento de Irán o sus representantes en varias ocasiones durante la crisis. Antes de un discurso en diciembre, su asesor de prensa preparó una larga lista de temas, informando de que la asesoría estuvo basada en “consultas con una buena cantidad de personas, además de los consejeros políticos y de prensa del embajador iraní”.

El documento aconsejaba al presidente usar un lenguaje “poderoso y violento", para mostrar el aprecio por el apoyo de los “países amigos”. También sugería que el régimen debería “filtrar más información relacionada a nuestras capacidades militares” para convencer al público de que puede enfrentarse a un desafío militar.

El presidente también recibió consejos de Hussein Mortada, un influyente empresario libanés con estrechas conexiones con Irán. En diciembre, Mortada urgió a El Asad que ya no siguiera culpando a Al Qaeda del doble atentado con coche bomba en Damasco, que se produjo el día previo a la llegada de una misión de observadores de la Liga Árabe al país. Dijo que había estado en contacto con Irán y Hezbolá en Líbano, quienes compartían la misma opinión.

"No es de nuestro interés decir que la organización Al Qaeda está detrás de la operación, porque esta reivindicación [asegurará la postura] del Gobierno de EE UU y la oposición siria”, escribió Mortada poco después de las explosiones. “He recibido contactos de Irán y Hezbolá en mi papel como director de muchos canales iraníes-libaneses y se dirigieron a mí para que no se mencionara que Al Qaeda está detrás de la operación. Es un flagrante error de táctica de comunicación”.

En otro e-mail, Mortada aconsejó al presidente que el régimen necesitaba tomar el control de las plazas públicas entre las tres y las nueve de la noche para bloquearle a los grupos de oposición la oportunidad de reunirse allí.

Irán y Hezbolá han sido acusados a lo largo del año de revueltas de proveer apoyo en el terreno a la ofensiva del régimen, incluso enviando soldados a combatir con las fuerzas del régimen y expertos técnicos para ayudar a identificar a los activistas que usan internet. Ambos niegan que estén ofreciendo algo más que apoyo moral.

Los correos abren una inusual ventana al estado mental del aislado líder sirio, quien aparentemente oscila entre la autocompasión, el desafío y la indiferencia mientras intercambia enlaces de vídeos con sus asesores y su esposa. En una ocasión, reenvió a un asesor un enlace de un vídeo de YouTube de una cruda representación del asedio de Homs usando juguetes y galletas.

Relación con Catar

A lo largo de 2011, su esposa parece haber mantenido una correspondencia regular con la hija del emir de Catar Mayassa al Thani. Pero la relación se habría enfriado a comienzos de este año cuando Thani sugirió la renuncia del líder sirio.

"Mi padre considera al presidente Bachar como un amigo, a pesar de las tensiones actuales, siempre le da consejos genuinos”, escribió el 11 de diciembre. “La oportunidad de un cambio real y de desarrollo se perdió ya hace mucho tiempo. Sin embargo, una oportunidad se cierra, otras se abren, y espero que no sea muy tarde para la reflexión y salir del estado de negación”.

Un segundo e-mail de 30 de enero fue incluso mucho más directo e incluyó una oferta tácita de asilo. “He estado siguiendo los últimos acontecimientos en Siria… y con toda honestidad, mirando hacia la marea de la historia y la escalada de los últimos sucesos, vemos dos resultados: líderes que renuncian y reciben asilo político o líderes que son brutalmente atacados. Honestamente creo que esta es una buena oportunidad para abandonar y reiniciar una vida normal".

"Solo ruego poder convencer al presidente que aproveche esta oportunidad de salir sin tener que enfrentarse a las acusaciones. La región necesita estabilizarse, pero sobretodo vosotros necesitáis paz mental. Estoy segura de que tienen muchos lugares hacia donde acudir, incluido Doha”.

La línea directa de reporte a El Asad, independientemente de las agencias de inteligencia y la policía militar estatal, era un rasgo característico de su padre, Hafez el Asad, quien gobernó Siria durante tres décadas hasta su muerte en el año 2000, abriendo el paso a su hijo de 36 años.

El Asad padre era reconocido por establecer múltiples líneas de reporte para los jefes de seguridad y asesores cercanos, con la creencia de que con eso le cerraba el paso a cualquiera de las agencias de convertirse en lo suficientemente poderosas para amenazarle.

Su hijo, supuestamente, ha mostrado los mismos instintos a lo largo de la década que lleva en el poder. La revuelta que comenzó en marzo pasado contra su gobierno parece estar acabando después de que esta semana las fuerzas leales a El Asad tomaron el control de la ciudad norteña de Idlib.

La gran parte de la asesoría de prensa de El Asad proviene de dos jóvenes sirias educadas en EE UU: Sheherazad Jaafari y Hadeel el Al. Ambas hablan regularmente con El Asad, que usa la dirección sam@alshahba, sobre la importancia de las redes sociales, y particularmente de la importancia de intervenir en las discusiones públicas online. En un momento, Jaafari llega a presumir de que CNN se tragó un nom de guerre que creó para colgar declaraciones en la web a favor del régimen. Los mensajes también revelan que el equipo de medios ha convencido a Twitter para que cierre cuentas que pretenden representar al régimen sirio.

Varias semanas después de que se descubriera en febrero el acceso al correo sam@alshahba.com, un canal sirio de noticias transmitió dos emisiones en las que negaba que esa fuera la dirección de El Asad. Los activistas opositores dicen que se trató de una acción preventiva para desacreditar futuras filtraciones de correos electrónicos.

El presidente de EE UU, Barack Obama, firmó en mayo una orden en la que imponía sanciones contra El Asad y otros oficiales sirios. Adicionalmente a la congelación de activos en EE UU, la orden prohibía a “estadounidenses” a realizar transacciones con ellos. La UE adoptó medidas similares contra El Asad el año pasado. Entre estas estaba una prohibición de viajes al presidente sirio y el embargo de las exportaciones militares a Siria.

© 2012 Guardian News and Media Limited o sus empresas afiliadas. Todos los derechos reservados.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS