_
_
_
_

China y Rusia apoyan la condena de la ONU a Irán

El OEIA exige a Teherán que ponga fin al enriquecimiento de uranio.- El régimen de los ayatolás responde anunciando que reducirá su cooperación

De "inútil" ha calificado este viernes el Ministerio iraní de Exteriores la resolución del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) que condena a su país por construir en secreto una planta de enriquecimiento de uranio. La medida agrava el contencioso que la comunidad internacional mantiene con Teherán por su polémico programa nuclear. Según el primer ministro británico, Gordon Brown, el siguiente paso serán nuevas sanciones. El representante iraní ante el OIEA, Ali Ashgar Soltanieh, por su parte, ha señalado que va a afectar a su cooperación con ese organismo y a sus conversaciones con las seis grandes potencias.

La resolución, elaborada por Alemania en coordinación con los cinco miembros con derecho a voto del Consejo de Seguridad (EE UU, China, Rusia, Reino Unido y Francia), censura a Irán por desarrollar una instalación nuclear en secreto, la de Fordu a las afueras de Qom, y le pide que congele ese proyecto y responda con claridad a los numerosos puntos ambiguos de su programa atómico. A pesar de que Irán insiste en su carácter exclusivamente pacífico, las inconsistencias encontradas por los inspectores hacen temer que oculte un proyecto militar. Y la revelación de Fordu ha reforzado las sospechas.

Más información
Teherán echa un nuevo pulso al OIEA
Planta nuclear de Isfahan, Iran
El ciclo del combustible nuclear
Instalaciones nucleares de Irán
Irán redobla su desafío a Occidente

No se retirará del Tratado de No Proliferación

"La adopción de esta resolución pone en peligro el ambiente de cooperación necesario para el éxito en el proceso de Ginebra y las negociaciones de Viena, que se esperaba que llevaran a un entendimiento", ha advertido Soltanieh. Sin embargo, su lectura de los hechos choca con la realidad. Ha sido precisamente la falta de avance en Ginebra y Viena lo que ha vencido las reticencias de China y Rusia para apoyar la resolución. Sólo los representantes de Venezuela, Cuba y Malaisia han votado en contra. Seis países se han abstenido y 25 han respaldado este nuevo tirón de orejas a Irán, el primero desde febrero de 2006 cuando el OIEA remitió su caso al Consejo de Seguridad.

"Es una señal de que la paciencia se está acabando. No podemos mantener conversaciones por el sólo hecho de celebrarlas", ha manifestado el representante estadounidense, Glyn Davies, quien no obstante ha expresado su esperanza de que la resolución "impulse la vía diplomática". En parecido sentido se ha expresado Moscú. "Confiamos en que Teherán reaccione con seriedad a esta resolución... y coopere plenamente con el OIEA", afirma el comunicado emitido por el Ministerio de Exteriores ruso.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Durante las últimas semanas, Irán ha desdeñado una propuesta del OIEA para facilitarle el uranio enriquecido que necesita para su reactor médico (al 19,5%) a cambio de dos terceras partes del uranio poco enriquecido (al 3,5%) que produce en su planta de Natanz y que tiene el potencial de enriquecerse hasta grado militar (90%). Los medios de comunicación iraníes han atribuido la falta de un acuerdo "a la imposibilidad de confiar en Occidente". "Deberían aceptar las ofertas que han recibido... el siguiente paso serán las sanciones", ha declarado Brown desde Trinidad y Tobago. Irán cuenta con que China y Rusia no arriesgarán sus intereses comerciales en la República Islámica respaldando una cuarta ronda de sanciones. Pekín importa un 15% de su petróleo de este país y Moscú usa su relación como carta negociadora con EE UU.

"Si no obtenemos una respuesta positiva a nuestra petición de uranio enriquecido [al 19,5%], no podremos esperar más y tendremos que examinar otras opciones", ha mencionado sibilino Soltanieh. En las últimas semanas, varios responsables iraníes han dado a entender que Irán tiene la capacidad para lograr ese nivel de enriquecimiento. El representante iraní también ha reiterado que Irán va a minimizar su cooperación con el OIEA, aunque ha precisado que no se retirará del Tratado de No Proliferación.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_