Mueren 14 estadounidenses en un doble siniestro de helicópteros en Afganistán

Las fuerzas de EEUU destacadas en Afganistán han sufrido hoy una jornada negra con la muerte de 14 de sus miembros en el choque de dos helicópteros y la caída de un tercero en el sur y oeste del país.

El tercer helicóptero siniestrado, en una acción reivindicada por los talibanes, había participado en una operación conjunta contra un supuesto escondite de insurgentes implicados en "actividades relacionadas con el tráfico de drogas en el oeste" afgano, según ha informado la ISAF (la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad que dirige la OTAN). Cuando la fuerza conjunta estaba abandonando el área "un helicóptero se cayó por razones sin confirmar", según la fuente.

En un comunicado posterior, la ISAF confirmó la muerte de siete soldados y tres civiles estadounidenses en el siniestro, que también ha causado heridas a 14 soldados afganos y once norteamericanos, así como a un civil de esta misma nacionalidad.

"No se cree que la causa sea una acción enemiga", ha dicho escuetamente la fuerza de la OTAN, aunque el portavoz de los talibanes, Qari Muhammad Yousaf, ha asegurado a la agencia afgana AIP que sus fuerzas abatieron el helicóptero y mataron a "varios" de sus ocupantes. Según el portavoz insurgente, el aparato cayó en la zona de Dara Boom, en el distrito de Magur, de la provincia occidental de Badghis.

La caída de este aparato ha coincidido con "lo que se cree fue una colisión en pleno vuelo" de otros dos helicópteros de la ISAF en el sur del país, según la fuerza de la OTAN. En esta colisión, cuatro soldados estadounidenses han muerto y dos miembros más de la ISAF han resultado heridos. Según la ISAF, las fuerzas de la insurgencia no están involucradas en este siniestro.

"Esas dos tragedias de hoy subrayan el riesgo que nuestras fuerzas y las de nuestros socios afrontan cada día", ha recalcado el portavoz estadounidense de la ISAF, el coronel Wayne Shanks.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Obama dice que no apresurará su decisión de enviar más soldados a Afganistán

El presidente Barack Obama, criticado por "vacilar" sobre una nueva estrategia en Afganistán, ha prometido hoy que no se apresurará en tomar una decisión de si enviará o no más soldados a ese país, azotado por el conflicto con los talibanes.

Obama ha realizado estas declaraciones ante el personal de la Marina de EE UU en Jacksonville poco después de reunirse, por sexta vez, con sus principales asesores para discutir un nuevo plan para afrontar la situación en el país centroasiático y que según la Casa Blanca, aún está en preparación.

"Nunca apresuraré la solemne decisión de enviarlos al peligro", ha dicho Obama, lo que despertó el aplauso de los marinernos y sus familiares que asistían al evento. "No arriesgaré sus vidas a menos de que sea absolutamente necesario, y si es necesario, los respaldaremos incondicionalmente", ha agregado el presidente, que aprovechó la ocasión para enviar públicamente sus condolencias a los familiares de los 14 estadounidenses que han perdido hoy la vida en Afganistán.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS