La fiscalía pide 18 meses de prisión condicional para Villepin

El ministerio público reclama también una multa de 45.000 euros contra el ex primer ministro francés por el 'caso Clearstream'

La Fiscalía de París ha solicitado una pena de 18 meses de prisión condicional -que deja en suspenso el ingreso en la cárcel- contra el ex primer ministro francés Dominique de Villepin por su complicidad en la elaboración de listas falsas de beneficiarios de comisiones ilegales conocido como caso Clearstream. El ministerio público ha solicitado también que se imponga al ex jefe del Gobierno una multa de 45.000 euros.

La fiscalía ha pedido también penas de prisión contra el ex dirigente del conglomerado aeronáutico EADS Jean-Louis Gergorin y contra el informático Imad Lahoud, a los que considera cerebros de la trama.

El caso investiga la elaboración en 2004 de unas listas falsas de titulares de cuentas sospechosas en la entidad luxemburguesa Clearstream, en las que aparecía el nombre del presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el de muchas otras personalidades políticas, del mundo económico y de los medios de comunicación. El abogado de Sarkoicación. El abogado de Sarkozy, personado en el caso como acusación particular, ha acusado a Villepin de ser "el instigador" de una trama destinada a torpedear la carrera política del ahora presidente.

Más información
El abogado de Sarkozy insiste en que Villepin fraguó el 'caso Clearstream'

Gergorin, el cerebro

Nada más conocer la petición fiscal, el ex primer ministro ha responsabilizado a Sarkozy de estar detrás de la misma y ha acusado al fiscal de no haber "seguido la verdad de los hechos". "Nicolas Sarkozy prometió colgarme de un gancho de carnicero. Veo que ha cumplido su promesa", ha afirmado visiblemente emocionado Villepin, que al inicio del juicio se consideró víctima del "ensañamiento" del presidente.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El representante de la acusación pública ha señalado que durante el juicio quedó demostrado que el ex primer ministro conocía en el verano de 2004 que las listas del caso Clearstream eran falsas, pero guardó un "silencio" que le hace "cómplice" de la trama. Una trama montada, según el fiscal, por Gergorin, "artesano del conjunto" del "caso Clearstream", para quien ha pedido la pena más dura, año y medio de cárcel firme y otro tanto exento de cumplimiento, además de una multa de 45.000 euros. La acusación considera al informático Lahoud autor material de los listados falsos, "un estafador" con una "increíble tendencia a la mentira".

Dominique de Villepin, a su llegada al Palacio de Justicia de París.
Dominique de Villepin, a su llegada al Palacio de Justicia de París.AFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS