Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerca de 3.500 personas evacuadas por los incendios en Grecia

El fuego ha arrasado 4.000 hectáreas y una decena de viviendas.- Está a 50 kilómetros de Atenas

Un incendio forestal desatado este viernes viernes y fuera de control ha arrasado ya 4.000 hectáreas y una decena de viviendas vacías en Grecia, lo que ha desatado escenas de pánico entre los habitantes de la parte oriental de la región de Ática, declarada en estado de emergencia por las autoridades. El fuego comenzó anoche en la localidad de Gramatikos, a unos 50 kilómetros de Atenas y se ha extendido rápidamente durante este sábado a otras zonas de la prefectura, debido a las fuertes ráfagas de viento y las altas temperaturas.

Los bomberos han recomendado el desalojo de tres poblaciones de la zona, con alrededor de 3.500 habitantes, ante el avance sin control del incendio, pese al trabajo sin descanso de una veintena de aviones y helicópteros cisterna. Las fuerzas armadas y los bomberos tratan de poner cerco al fuego, que presenta un frente de 15 kilómetros y un perímetro de 40 en una zona de pinares.

"Estamos abandonados y nadie viene a ayudarnos" gritaba en la localidad de Varnavas una mujer ante la televisión, mientras trataba de alejar las primeras llamas con una rama de olivo. El primer ministro griego, Costas Caramanlis, ha visitado el centro local de Protección Civil y ha reiterado que "la prioridad es proteger las vidas humanas y sus bienes". Por su parte, el portavoz de los bomberos, Gianis Kapakis, ha advertido que la situación es muy complicada. "Hay una noche muy difícil por delante. Se requiere guardar la calma". Para este domingo se espera otra dura jornada de fuego, ya que continuarán las altas temperaturas y fuertes vientos.

Hay más de un centenar de bomberos, con 35 vehículos, nueve aviones y cinco helicópteros. En las últimas 24 horas se han declarado más de 100 incendios forestales en el país. El fuego ha consumido en los últimos dos días 2.000 hectáreas de bosque, con lo que ya se han quemado unas 10.000 desde el inicio de julio. En 2007, los incendios en el sudeste de Grecia y la isla de Eubea calcinaron unas 100.000 hectáreas en diez días y causaron la muerte de 65 personas.