Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU asesta un duro golpe al narcotráfico mexicano

Una operación de dos años de duración culmina con 750 detenidos vinculados al cartel de Sinaloa

Las fuerzas de seguridad estadounidenses han detenido este miércoles en terrritorio estadounidense a 52 supuestos miembros del cartel mexicano de Sinaloa. Los arrestos se practicaron en los Estados de California, Maryland y Minnesota, en el marco de una gran operación contra el tráfico de drogas, han anunciado este miércoles fuentes policiales estadounidenses.

Las detenciones de hoy se suman a las habidas durante los últimos dos años, sumando un total de 751 arrestos en el transcurso de la llamada Operación XCellerator, según las mismas fuentes. Además, han sido incautadas alrededor de 23 toneladas de drogas ilegales, entre ellas cocaína, marihuana, metanfetamina y extasis.

En el dispositivo policial han participado varias agencias de inteligencia como la DEA, el FBI y el departamento de Seguridad Interior, según ha subrayado el fiscal general (ministro de Justicia) de Estados Unidos, Eric Holder, al realizar el anuncio en su primera rueda de prensa desde que asumió el cargo.

Un cartel "violento y poderoso"

La directora en funciones del Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA), Michele Leonhar, ha calificado la operación como la "más dura y larga" llevada a cabo hasta ahora contra el "muy violento y peligrosamente poderoso" cartel de Sinaloa, al que se señala como el principal responsable de la violencia que asola la frontera entre México y EE UU.

La fiscalía estadounidense considera al cartel de Sinaloa como la mayor organización narcotraficante de México, responsable de introducir en EE UU toneladas de droga mediante células de distribución que se reparten por todo el país y Canadá.

El cartel de Sinaloa es uno de los cuatro grupos que controlan el tráfico de drogas en México. Los otros tres son el cartel del Golfo, el de Tijuana y el de Juárez.

"Las organizaciones narcotraficantes representan una amenaza seria y continua a la seguridad de nuestras comunidades", ha dicho Holder en su primera conferencia de prensa como fiscal general en Washington. "Mientras el mundo se hace cada vez más pequeño y los criminales internacionales aceleran sus actividades para operar en nuestras fronteras, les confrontaremos con anticipación para mantener a nuestras comunidades seguras".

Durante la operación, las autoridades estadounidenses se han incautado más de 59 millones de dólares (46,47 millones de euros) en efectivo, 149 vehículos, 169 armas, tres aeronaves y tres barcos usados por el cartel. Además, han decomisado unos 8.000 kilos de marihuana, 12.000 kilos de cocaína, 1,3 millones de píldoras de Éxtasis y una gran cantidad de otros narcóticos.

Según datos de las autoridades federales estadounidenses, cada año entran en Estados Unidos provinientes de México más de 14.000 millones de dólares en drogas. El cartel de Sinaloa está actualmente inmerso en una sangrienta guerra con el cartel del Golfo por el control del tráfico de drogas en el norte de México.