Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ingresado en coma el jefe de los servicios secretos británicos

La policía descarta que haya sido envenenado pero la prensa local asegura que se han realizado pruebas toxicológicas para determinar lo ocurrido

Los servicios de seguridad británicos se encuentran convulsionados por un extraño caso que ha afectado a Alex Allan, el jefe del principal organismo de inteligencia, ingresado en coma en un hospital de Londres. El alto funcionario, de 56 años, que dirige el Comité de Inteligencia Conjunto encargado de supervisar la seguridad en el país y en el extranjero, enfermó el pasado lunes cuando se encontraba en su casa por causas que aún no han sido averiguadas.

Los investigadores no han encontrado ninguna prueba para sospechar que haya sido envenenado o se trate de un crimen. Sin embargo algunos medios de comunicación locales señalan que se han realizado pruebas de toxicología para determinar lo que ha sucedido. "El caso está siendo analizado como no sospechoso", asegura la policía británica.

Allan, que fue designado el pasado mes de noviembre, está al frente de un equipo que gestiona el trabajo de las agencias de seguridad del Reino Unido. Asesora a los ministros sobre seguridad, defensa y amenazas externas a los intereses nacionales británicos y tiene acceso directo al primer ministro, Gordon Brown. El Comité supervisa el trabajo de las agencias de inteligencia MI5, MI6 y el centro de vigilancia para la seguridad GCHQ.