Miles de palestinos cruzan la frontera hacia Egipto en busca de comida y medicamentos

Hombres armados hacen agujeros en el muro con explosivos.- Las fuerzas de seguridad egipcias no contienen el paso masivo

El Cairo / Jerusalén - 23 ene 2008 - 07:28 UTC

Decenas de miles de palestinos de la Franja de Gaza han comenzado a colarse hoy en Egipto por el paso de Rafah, al sur del territorio palestino, en busca de comida y medicamentos ante el bloqueo de Israel. Un flujo humano, constante y masivo, que se produce sin violencia y sin que las fuerzas de seguridad egipcias, encargadas del control del paso fronterizo, hayan mostrado oposición.

Según el diario Yedioth News, varios hombres armados enmascarados han hecho detonar esta noche varios explosivos junto a la valla fronteriza que separa Gaza del país vecino, lo que dejó abiertos varios agujeros por donde empezaron a pasar decenas de personas. A primera hora de la mañana de hoy, en cambio, milicianos palestinos han utilizado excavadoras para derrumbar parte del muro y han echado abajo la barrera sin que los gendarmes egipcios trataran de impedirlo.

Más información

Ante el descontrol, el presidente egipcio, Hosni Mubarak, ha terminado por dar la orden de dejar pasar por la frontera "a todo habitante de Gaza que quiera comprar comida, medicinas o gasolina". Mientras el Ministerio israelí de Asuntos Exteriores ha responsabilizado a las fuerzas de seguridad egipcias del éxodo palestino. Egipto se hizo cargo del paso de Rafah tras el repliegue del Ejército israelí de la Franja de Gaza, en septiembre de 2005, después de desalojar y desmantelar 21 asentamientos judíos.

Los palestinos que traspasan la valla fronteriza, en coche o a pie, y se dirigen a la ciudad de El Arish, en la península de Sinaí, a unos 30 kilómetros de Gaza, según informan medios locales. Otras fuentes señalan que algunos de ellos regresan después de comprar productos de primera necesidad o adquirir combustible.

Manifestaciones previas

La entrada masiva de palestinos en territorio egipcio no ha sido contenida por la policía después de que ayer una protesta violenta, en la que centenares de palestinos pedían la salida de la Franja de Gaza, dejase 60 heridos.

El paso de personas de Rafah, una de las puertas que los palestinos tienen con el mundo exterior, ya vivió ayer una violenta protesta encabezada por mujeres que terminó con 60 heridos, entre ellos diez policías. La manifestación fue organizada por funcionarios del Movimiento de la Resistencia Islámica (Hamas), que controla Gaza. Según fuentes palestinas, el objetivo de los manifestantes era conseguir el ingreso de palestinos heridos en ataques del Ejército israelí durante la escalada militar de la última semana para recibir atención médica en ese país.

El bloqueo de los pasos fronterizos, que anoche debatió el Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York, ha sido una de las denuncias más importantes de los palestinos ante el cerco israelí. Las autoridades egipcias habían decido reforzar el paso hace tres días pero han terminado por ceder a la presión humana.

Ayuda humanitaria

Las autoridades militares de Israel informaron ayer a última hora que iban a autorizar el paso de la ayuda humanitaria para la población palestina de Gaza pero sólo con ese objetivo se abrirá uno de los cinco pasos fronterizo. Las mismas fuentes han comunicado que ayer fueron transferidos por el paso de Najal Oz un millón de litros de fuel para la Compañía de Electricidad de Gaza y 350 toneladas de gas para uso doméstico, y hoy volverá a entrar más combustible para esa planta y con destino a los hospitales que cuentan con generadores propios.

En la jornada de ayer los milicianos de la Yihad Islámica, de los Comités de la Resistencia Popular y de Al Fatah dispararon 21 cohetes Kasam contra localidades del sur de Israel, entre ellas las ciudades de Ashkelon y Sderot, aunque sin consecuencias.

Esta madrugada, según fuentes del Movimiento islamista Hamas, uno de sus milicianos perdió la vida en un choque armado con soldados israelíes en inmediaciones del paso de Sufá.

Lo más visto en...

Top 50