Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castro reconoce sus limitaciones físicas

La televisión cubana difunde en un vídeo las imágenes de la reunión del líder con el presidente brasileño Lula Da Silva

El líder cubano, Fidel Castro, ha vuelto a aparecer en televisión, y ha admitido en un nuevo artículo de prensa que no está capacitado físicamente para acudir a actos públicos y que se limita a escribir, pero sigue sin aclarar si el ejercicio formal de su cargo al frente del Gobierno de Cuba ha concluido.

A pocos días de las elecciones generales del domingo para renovar el Parlamento cubano, a las que el jefe de la revolución concurre para mantener su escaño, y después de que el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmara que "Fidel está listo" para asumir su papel político, Castro admite en una nueva "reflexión" publicada hoy sus limitaciones físicas.

"No disfruto de la capacidad física necesaria para hablarles directamente a los vecinos del municipio donde me postularon para las elecciones del próximo domingo. Hago lo que puedo: escribo", dice Castro en un artículo publicado hoy en la prensa oficial junto a fotografías de su reunión el martes con Lula. La televisión cubana ha mostrado hoy, además, momentos de esa entrevista, en el primer vídeo difundido del líder cubano desde que a mediados de octubre se divulgaran imágenes de una reunión con el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Lula aseguró que Castro, tiene una "lucidez increíble", una "salud impecable" y está listo para asumir su papel político en Cuba, tras reunirse con él en La Habana como colofón a su visita de 24 horas a Cuba.

"Pienso que Fidel está listo para asumir el papel político que él tiene en Cuba", ha vaticinaod Lula en el aeropuerto José Martí de La Habana, desde donde ha partido hoy alrededor de las 21.40 hora ocal (02.40 GMT), tras entrevistarse con el mandatario cubano dos horas y media.

El encuentro de Lula con Fidel Castro, convaleciente de una grave enfermedad intestinal que le obligó a delegar provisionalmente sus cargos en su hermano Raúl en julio de 2006, era una de las incógnitas del presidente brasileño.

En el vídeo, Castro aparece conversando, sonriente, con su habitual ropa deportiva y fotografiando a su visitante. Sin embargo, se observa que su estado de salud aún es delicado.

Acuerdos económicos

Lula viajó a La Habana acompañado de cuatro ministros y el presidente de la petrolera estatal brasileña Petrobras, José Sergio Gabrielli, con el objetivo declarado de "profundizar" los vínculos económicos entre ambos países.

Antes de visitar al convaleciente líder cubano, el mandatario brasileño se reunió Raúl Castro y sostuvieron conversaciones oficiales por la mañana y después apadrinaron la firma de los acuerdos oficiales.

Gabrielli y el director general de Cuba Petróleo (Cupet), Fidel Rivero, suscribieron posteriormente dos memorandos de entendimiento con vistas a establecer una empresa de lubricantes en la isla y participar en la exploración de petróleo en la zona económica exclusiva de la isla en aguas del golfo de México.

Cuba tiene especial interés en contar con la participación de Petrobras en la exploración de hidrocarburos en aguas profundas de su zona exclusiva, donde ya opera la compañía hispano-argentina Repsol. Petrobras, que ya realizó prospecciones entre 1998 y 2001 sin éxito, sostuvo conversaciones el año pasado con la cubana Cupet. Según Rivero, en un plazo de seis meses se definirá cuál será la participación definitiva de Petrobras.

Ambos países rubricaron, además, la aprobación por el Comité de Financiación y Garantía de la Exportación de Brasil (COFIG) de varios créditos "para la financiación de la compra de alimentos, la ampliación y modernización de la planta de níquel Comandante Che Guevara y equipamientos para el área de la piscicultura".

La línea de crédito para la compra de alimentos brasileños tiene un techo de 100 millones de dólares, pero los demás no tienen límites y se establecieron como un "cuadro de cooperación abierto", que dependerá para su desarrollo de los acuerdos a los que puedan llegar ambos países.

Aunque antes del viaje de Lula se había hablado de posibles inversiones en los sectores turístico, de infraestructuras viales, de industria azucarera y transporte, en ninguna de estas áreas se firmaron acuerdos, si bien ambas partes expresaron el compromiso de "analizar el tratamiento de nuevos financiamientos" en estos terrenos.