Rice: "EE UU considera al PKK una amenaza y actuará en su contra"

Turquía afirma que "las palabras se han agotado y hay que pasar a la acción"

Ankara / Estambul - 02 nov 2007 - 14:34 UTC

La Secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, ha afirmado hoy en Ankara que Estados Unidos considera a los rebeldes kurdos del PKK como una "amenaza" y ha anunciado que Washington iniciará una "acción importante" en su contra. La jefa de la diplomacia estadounidense ha adelantado que su país incrementará "sustancialmente" la información de inteligencia que ya comparte con el Gobierno turco para combatir a los terroristas kurdos. Sin embargo, ha rechazado una operación militar transfronteriza de Turquía en el norte de Irak, y ha abogado por "soluciones a largo plazo" y una "aproximación más amplia a este difícil problema".

Más información

En una rueda de prensa tras entrevistarse con miembros del Gobierno turco, Rice ha recordado que "la estabilidad en Irak también es muy importante" y que considera al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) como una amenaza no sólo para Turquía sino para Estados Unidos. Ha agregado que a pesar de que el PKK ya existía antes de que Estados Unidos invadiera Irak, Washington ahora tiene "obligaciones".

"Hemos dicho que Irak no será el lugar donde una organización terrorista encuentre cobijo", ha dicho la secretaria de Estado a los periodistas, junto a su homólogo turco y el jefe de las negociaciones con la Unión Europea, Alí Babacan. Éste, por su parte, ha informado que Ankara "espera mucho de EEUU" y ha asegurado que Washington "jugará un rol crucial en la lucha contra el PKK".

"El deseo político (de luchar contra el PKK) y la posibilidad física de hacerlo se han juntado. Estamos en la fase en la que las palabras han terminado y ha llegado el momento para entrar en acción", ha advertido Babacan. El ejército turco desplegó en los últimos meses a más de 100.000 soldados en la frontera con Irak y se prepara para un operativo transfronterizo para luchar contra las bases del PKK en el norte de Irak.

Ankara acusa al Gobierno de Irak de no hacer lo suficiente para evitar que los guerrilleros del PKK se infiltren en territorio turco para atacar al ejército. En una emboscada del PKK en el sureste de Turquía murieron hace dos semanas 12 soldados, mientras que otros ocho fueron secuestrados por los rebeldes. Este incidente fue el desencadenante de las tensiones actuales, que podrían derivar en un operativo a gran escala del Ejército turco. El PKK, que cuenta con entre 3.000 y 5.000 militantes, es considerado tanto por Estados Unidos como por la Unión Europea como un grupo terrorista.

Rice se ha entrevistado también hoy con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, quien viajará la próxima semana a Washington donde mantendrá una reunión, considerada crucial, con el presidente George W. Bush.

Reunión clave

Rice participará esta tarde en la cumbre de países vecinos de Irak en Estambul, conferencia marcada por el conflicto de Turquía con el PKK. Es la segunda reunión de países vecinos de Irak, tras la que se organizó los pasados 3 y 4 de mayo en el balneario egipcio de Charm el Cheik. En principio el objetivo la conferencia de hoy era el de evaluar los progresos alcanzados tras la primera cita, pero el enfrentamiento entre el ejército turco y los rebeldes kurdos del PKK, que amenaza con incendiar la región, la única de Irak que permanece en relativa calma desde la invasión, acapara la atención.

De hecho, se están realizando esfuerzos diplomáticos en los alrededores de la conferencia para que Turquía no se tome la justicia por su mano en el Kurdistán.

El ministro iraní de Exteriores, Manuchehr Mottaki se reunirá con su homólogo turco, Ali Babacan, mientras que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también mantendrá encuentros con altos responsables turcos. Tras estos encuentros, los dirigentes se darán cita en Estambul para la conferencia, en la que también estará presente el primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki.

Liberación de los soldados turcos

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán va a liberar en los próximos días a los ocho soldados turcos que capturó el pasado 21 de octubre en una emboscada en la que murieron otros 12 uniformados. Así lo ha informado hoy la agencia de prensa Firat, cercana al PKK. El incidente agravó la crisis que se vive en la frontera turco-iraquí, donde los guerrilleros kurdos, que luchan por la independencia del Kurdistán, se refugian de las tropas turcas. Utilizando Irak como base para que Ankara no pueda desatar todo su aparato militar, los milicianos hostigan a los soldados turcos. La respuesta de Turquía en forma de bombardeos se ha cobrado la vida de decenas de rebeldes, pero Ankara quiere lanzar una gran operación más allá de la frontera para acabar con las infraestructuras del PKK. EE UU se opone.

Lo más visto en...

Top 50