Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fracasa la reunión entre Irak y Turquía para evitar la ofensiva contra los rebeldes kurdos

Turquía concentra más tropas en la frontera con Irak.- El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, afirma que podrían atacar en cualquier momento

La delegación iraquí de alto nivel que viajó a Ankara para intentar alcanzar un acuerdo con el Gobierno turco, que impida la escalada militar en la frontera entre ambos países debido al conflicto con la guerrilla del PKK, ha partido hoy de esta capital sin obtener ningún resultado. Así lo han informado fuentes diplomáticas en Turquía, tras precisar que no se prevén nuevas reuniones entre las autoridades de los países vecinos. Todas las cadenas de televisión turcas confirmaron la partida de la comitiva de Bagdad sin especificar la hora ni el vuelo del viaje de regreso de los delegados.

La reunión celebrada entre ambas partes ayer y esta mañana a puerta cerrada, y bajo un gran secretismo, había sido calificada previamente por Turquía como la última oportunidad del Gobierno iraquí de impedir una incursión militar turca a gran escala en el norte de su territorio.

Incursión inminente

El primer ministro turco, el islamista moderado Recep Tayyip Erdogan, advirtió anoche de que el Ejército de su país puede atacar en cualquier momento la zona del norte Irak donde se concentran las posiciones de los rebeldes kurdos, sin esperar a reunirse con el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

"En este momento estamos en un estado de extrema sensibilidad. No sé por qué deberíamos esperar a mi visita a Estados Unidos", ha dicho Erdogan en el aeropuerto de Ankara tras llegar de un viaje a Rumanía. En declaraciones transmitidas por todas las cadenas turcas de televisión, el jefe del Gobierno turco ha afirmado que están concluidas todas las preparaciones para una operación militar.

Concentración de tropas

En paralelo a estas palabras, el Ejército turco ha concentrado más tropas en la frontera común con Irak ante una eventual operación a gran escala para luchar contra los terroristas kurdos.

Varios helicópteros que cubrían el trayecto entre las localidades de Yuksekova y Daglica, ambas en la provincia de Hakkari (en el sureste de Turquía y pegada a Irak), han efectuado esta mañana vuelos de reconocimiento en la línea fronteriza común y transportaron nuevos efectivos a la zona, ha informado la agencia de noticias Anatolia, que no ha precisado el número de soldados estacionados en estos momentos en el límite entre ambos países. Sin embargo, la prensa local ha especulado en los últimos días con que había ya más de 100.000.

Las Fuerzas Armadas turcas lanzaron una gran operación después de que el pasado domingo los insurgentes kurdos mataran a 12 soldados y secuestraran a otros ocho en un ataque en las inmediaciones de la aldea de Yuksekova. Desde entonces, un total de 64 insurgentes kurdos han sido abatidos por el ejército turco, según ha asegurado el Estado Mayor en un comunicado.

Las tropas turcas, apoyadas por la Fuerza Aérea, también efectúan "operaciones" en las regiones montañosas de las provincias de Sirnak y Siirt, en el sureste. Aviones y helicópteros de combate bombardean además refugios del PKK después de realizar vuelos de reconocimiento en la región y a lo largo de la frontera entre Turquía e Irak. Según la agencia Anatolia, los militares prosiguen limpiando la zona de minas terrestres que el PKK hace explotar al paso de unidades militares turcas.

EE UU no intervendrá

Estados Unidos no intervendrá militarmente ante los enfrentamientos entre grupos kurdos y las fuerzas turcas en el norte de Irak, dijo hoy el general Benjamin Mixon, comandante de las fuerzas estadounidenses en la región septentrional del país árabe.

Consultado en una conferencia de prensa telefónica desde el norte de Irak sobre qué hará EE UU ante el conflicto, Mixon ha replicado de manera tajante: "Absolutamente nada".