Un bombardero estadounidense cargado con seis cabezas nucleares sobrevoló por error EE UU

El incidente supone una importante violación de las normas que rodean al armamento nuclear. ? Fuentes militares aseguran que no hubo peligro para la población

Un bombardero estadounidense transportó por error seis misiles de crucero a los que se había provisto de cabezas nucleares desde Dakota del Norte (norte de Estados Unidos) hasta Luisiana (sur) la semana pasada, según han confirmado hoy fuentes militares a la cadena CNN, precisando que se ha abierto una investigación sobre lo ocurrido. La información había sido sacada a la luz por el diario privado Army Times.

Al parecer la tripulación del bombardero no sabía que portaba cabezas nucleares, según estas fuentes, que pidieron el anonimato. El error no se descubrió hasta que el aparato no llegó a su destino en Luisiana tras seis horas de vuelo.

Según el teniente coronel Ed Thomas, aunque el Ejército no discute públicamente sus procedimientos con armamento nuclear, en este caso la Fuerza Aérea decidió admitir el incidente para tranquilizar a la población. "La población no ha estado en ningún momento en peligro", aseguró. Sin embargo, fuentes oficiales indicaron que el incidente supone una importante violación de las normas que rodean al armamento nuclear. El incidente fue tan grave que se informó de ello al propio presidente estadounidense, George W. Bush, según las citadas fuentes.

El director de las Operaciones Aérea y Espaciales del Mando de Combate Aéreo en Langley (Virginia), mayor general Douglas Raaberg, ha recibido la orden de investigar cómo fue posible que los misiles con cabezas nucleares atravesaran el país sin que nadie lo supiera. Siempre según las fuentes citadas por CNN, un oficial ha sido relevado de su cargo y a varios más se les ha retirado el certificado para manejar armas nucleares.

Fuentes militares aseguran que no hubo peligro para la población

Un responsable militar indicó a la CNN que no hubo riesgo nuclear para la salud pública, ya que las cabezas no estaban armadas. Las autoridades creen que si el avión se hubiera estrellado o los misiles de alguna manera se hubieran caído de las alas, habrían permanecido inertes y no habría habido una explosión nuclear si bien el material explosivo convencional en la cabeza podría haber estallado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Las autoridades militares también afirman que los misiles no podrían haber sido disparados ya que hacen falta varios procedimientos de seguridad antes de que se autorice cualquier lanzamiento.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS