Lula organiza un partido de fútbol entre los Presidentes latinoamericanos

El Mandatario de Brasil también baraja la idea de desafiar en la cancha a sus colegas de España y Portugal

Los brasileños son apasionados por el fútbol, hábiles a la hora de dominar el balón, y el Presidente de Brasil Luis Inácio Lula da Silva no es la excepción. Por lo menos eso es lo que se puede concluir después de la insólita propuesta que ha lanzado en Nicaragua: celebrar un partido amistoso de fútbol en Chile, en octubre próximo, entre los jefes de Estado de Sudamérica y sus colegas de Centroamérica y el Caribe.

Lula ha dado a conocer la inicativa durante un discurso ofrecido en la Universidad Politécnica de Nicaragua, acompañado de su colega Daniel Ortega. "En octubre vamos a tener un encuentro iberoamericano en Chile", ha señalado el mandatario brasileño, en referencia a la celebración de la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. El gobernante dijo que "ha llegado la hora de que los pueblos latinoamericanos, que están pasando por una época especial, se junten y miren hacia adelante".

Detalles de la alineación

Lula, al imaginarse la posible alineación, ha bromeado con Ortega, de quien dijo "no tiene el biotipo de que fuera un gran jugador de fútbol". "Pero yo sí tengo un cuerpo de atleta", ha matizado el gobernante brasileño de 61 años. El JEefe de Estado ha agregado que su colega Hugo Chávez, de Venezuela, "no sabe jugar fútbol, sólo béisbol", y que Evo Morales, de Bolivia, "dice que sí juega". Del presidente de México, Felipe Calderón, Lula ha señalado que el mexicano le aseguró que también jugaba al balompié en el reciente encuentro que sostuvieron en el DF. Mientras, el presidente de Argentina, Néstor Kirchner, "juega al fútbol todos los sábados", ha confidenciado Lula. El brasileño ha acotado, además, que la anfitriona de ese amistoso, la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, no juega al fútbol, sólo al voleibol.

Lula ha dicho que el partido sería entre los presidentes de Sudamérica y sus homólogos de Centroamérica, México y el Caribe. También ha barajado, sin embargo, la posibilidad de un juego amistoso entre los presidentes latinoamericanos y sus colegas José Luis Rodríguez Zapatero y Cavaco Silva, presidentes de España y Portugal, respectivamente. Tampoco ha descartado desafiar en la cancha a todos los mandatarios europeos.

Sobre el tema futbolístico, Lula ha prometido apoyo al Gobierno nicaragüense para que jóvenes de este país hagan pasantías en clubes de fútbol de Brasil. "No puede ser privilegio de Brasil tener un Ronaldinho o un Kaká, por qué no puede haber un Ronaldinho o Kaká nicaragüense", ha señalado un eufórico Lula, mientras era aplaudido por estudiantes y por Ortega.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS