Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bertie Ahern ya busca nuevos socios para gobernar en Irlanda

El actual primer ministro insiste en que su principal objetivo es lograr un Ejecutivo "estable" para los próximos cinco años

El primer ministro de Irlanda y líder del partido Fianna Fail (ganador en las elecciones generales del pasado jueves), Bertie Ahern, ha emprendido ya el camino hacía una coalición que le permita obtener un tercer mandato consecutivo al frente del Gobierno irlandés, al no haber logrado mayoría absoluta.

Ahern ha dicho a la Radiotelevisión Irlandesa (RTE) que su formación "tiene muchas opciones a su disposición", pero ha insistido en que su principal objetivo es lograr un Ejecutivo "estable" para los próximos cinco años. Sobre los posibles socios, Ahern ha preferido dejar esta cuestión en el aire pues, en su opinión, habrá que esperar al escrutinio final para poder hacerse una idea de la posición de cada partido.

"Debemos tener un programa para gobernar. No se trata sólo de hacer un apaño aritmético de inmediato. Es importante que formemos un gobierno estable por el bien de la imagen interna y externa del país", ha argumentado el dirigente centrista. Si sus planes negociadores se cumplen, con ese tercer mandato consecutivo Bertie Ahern igualaría así al padre del estado irlandés y fundador del republicano Fianna Fail, Eamon de Valera.

Según los expertos, cuando sólo quedan por adjudicar 10 de los 166 escaños que componen el Parlamento de Dublín, el Fianna Fail obtendrá 78 parlamentarios, seguido del principal partido de la oposición, el Fine Gael del conservador Enda Kenny, con 51, y por el Laborista de Pat Rabbitte, que podría lograr 21 diputados.

En teoría, Kenny y Rabbitte representan aún la llamada Alianza del Arco Iris, la alternativa al anterior gobierno del Fianna Fail y los Demócratas Progresistas, partido éste último que ha sufrido un descalabro y perderá seis de sus ocho diputados.

No obstante, se especula con la posibilidad de Ahern ofrezca a Rabbitte un puesto en el futuro Ejecutivo, lo que abriría entonces un intenso debate entre los laboristas partidarios de acceder al poder y los que se mantienen fieles a la idea de desalojar al Fianna Fail.

Al partido del primer ministro, la formación más votada, le bastaría con reclutar a los dos supervivientes de los Demócratas Progresistas y a varios independientes para lograr los 83 escaños de la mayoría. Ahern podría incluso pactar con el Partido Verde, que, según las proyecciones de voto, mantendrá los seis diputados que tenía en la anterior legislatura.

La única formación que parece descartada de las combinaciones de gobierno es el Sinn Fein, el brazo político del ya inactivo IRA, que ha obtenido unos malos resultados y podría volver al parlamento irlandés con dos representantes menos que en la anterior legislatura, en la que tuvo cinco.

El viceprimer ministro, Michael McDowell, pierde su escaño

El viceprimer ministro irlandés, Michael McDowell, miembro de los Demócratas Progresistas (DP), ha perdido su escaño en el Parlamento de Irlanda.

"Mi etapa como representante público se ha acabado", ha dicho McDowell nada más conocer que el último de los cuatro asientos adjudicados en la circunscripción de Dublín Sureste" ha ido a parar al candidato del Partido Verde, John Gormley.

Más información