Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Rabat uno de los presuntos 'cerebros' de los atentados de Casablanca

Saad Hussaini, buscado desde 2002, también podría estar implicado en los atentados del 11-M

La policía marroquí ha detenido en Rabat a Saad el Husseini, un presunto terrorista implicado en los atentados de Casablanca en 2003 y que estaba siendo buscado por las autoridades desde 2002. Según la policía marroquí, Hussaini está considerado como uno de los cerebros del atentado y responsable militar del Grupo Islámico Combatiente Marroquí, un grupo que estaría detrás de los atentados del 11-M en Madrid.

“Saad el Husseini ha sido arrestado por su implicación en los atentados de Casablanca”, ha informado un alto responsable de seguridad marroquí a la agencia France Presse. “Algunos medios le han calificado como cerebro de esos atentados”, ha comentado sin dar más detalles.

Sin embargo, existen dudas sobre el momento de su detención, ya que un semanario marroquí, La gazette du Maroc, informó recientemente de que había sido entregado a finales de febrero desde Siria, donde habría sido detenido cerca de la frontera con Irak. El Ministerio del Interior marroquí no desmitió esta noticia.

Como alto responsable del GICM, se le relaciona con los atentados del 11-M Madrid, habida cuenta de la relación de este grupo con la matanza, aunque no se conoce el grado de implicación de Huseini, de 38 años, en estos atentados. Fuentes de los servicios de seguridad marroquíes señalaron que el detenido podría haber sido uno de los cerebros tanto de los atentados de Casablanca como de los de Madrid.

Cerebro de Casablanca

Cinco días después de los atentados de Casablanca, en los que en mayo de 2003 murieron 45 personas en varios lugares de la ciudad, las autoridades marroquíes publicaron una lista de nueve personas que habían sido puestas en busca y captura y en la que figuraba Hussaini. Sin embargo, ya estaba siendo buscado desde 2002, bajo los alias de Mustafa Sebtaoui o Nabil.

“Saad Hussaini es conocido como responsable de la comisión militar del GICM, creado por antiguos combatientes de la guerra de Afganistán”, dice la agencia marroquí MAP en una nota citando a un responsable de seguridad. Sin embargo, las autoridades no han precisado el papel de Hussaini en los atentados de Casablanca.