Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ser ‘Lord’ británico ya es posible

El ochenta por ciento de la Cámara Alta londinense se elegirá democráticamente

El ochenta por ciento de la Cámara de los Lores se elegirá democráticamente. Esa es la decisión que han tomado hoy los diputados británicos, que han rechazado la abolición de la institución.

La votación, que se repetirá la semana que viene en la Cámara de los Lores, es sólo indicativa, pero el Gobierno tendrá muy en cuenta el resultado cuando prepare la ley de reforma para esta segunda cámara, prevista para este mismo año.

Esta decisión de la Cámara Baja fue apoyada por 305 diputados frente a 267, es decir, con una mayoría de 38 votos. Eso si, el veinte por ciento restante seguirá siendo por designación y ahí poco tienen que decir los electores, tal y como sucedía hasta ahora.

La reforma de la tradicional institución es una de las asignaturas pendientes del primer ministro británico, Tony Blair, que ya en 1999 aprobó una primera fase que expulsó de la Cámara a más de 600 lores hereditarios -entre los que había duques, marqueses, condes y barones- e introdujo la designación directa para cubrir las vacantes.