Prosigue la violencia en Gaza pese al anuncio de alto el fuego entre Hamás y Al Fatah

Un grupo de pistoleros desata una batalla callejera en las inmediaciones de la residencia de Abbas

Las calles de Gaza siguen estando dominadas por la violencia a pesar del acuerdo alcanzado a última hora de este domingo entre representantes de Hamás y de Al Fatah. Miembros de ambas facciones entablaron combate anoche en la ciudad de Jebaliya, mientras en Ciudad de Gaza los milicianos de Hamás abrieron fuego contra partidarios de Al Fath, cerca del Parlamento palestino. Un grupo de pistoleros palestinos ha comenzado una batalla campal en los alrededores de la residencia del presidente del movimiento oficialista Al Fatá, Mahmoud Abbas.

Más información
Milicianos de Hamás matan a un militante de Al Fatah en Gaza
El presidente Abbas y los jefes de seguridad leales a Haniya acuerdan una tregua

Horas antes del anuncio de alto el fuego, fuentes palestinas informaron que presuntos miembros de Hamás asesinaron al activista de Al Fatah, el coronel Hamdi Rameh, en respuesta al secuestro de dos activistas de Hamás por parte de seguidores del partido del presidente Abbas.

El portavoz del partido Al Fatah, Tawfik Abu Joussa ha afirmado que su grupo ha acordado el alto el fuego con el partido radical de Hamás, para intentar detener la violencia en Gaza. "Al Fatah está intentando controlar sus fuerzas. Esperamos que tenga lugar el alto el fuego, porque tenemos un interés serio en detener la lucha", informó.

Fuentes oficiales de Hamás han asegurado a la agencia Reuters que el acuerdo implica el compromiso de ambas partes de volver a las negociaciones para formar un Gobierno de unidad, el alto el fuego a las acciones armadas, que todas las fuerzas de seguridad vuelvan a sus cuarteles y que se liberen a los hombres tomados como rehenes en estos dos días de crisis aguda en los territorios palestinos. Al parecer, el acuerdo ha sido posible gracias a la mediación de dirigentes de Yihad Islámica y el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).

Horas antes de conocerse esta noticia, el primer ministro palestino, Ismael Haniyah, confirmó que Hamás no participará en las elecciones anticipadas convocadas por el presidente Mahmud Abbas, una decisión que calificó de "anticonstitucional". Mientras, la tensión es extrema en los territorios palestinos, especialmente en Gaza. En las últimas horas, siete palestinos han resultado heridos de bala durante una manifestación en apoyo de la Autoridad Nacional Palestina en poder de los partidarios del movimiento oficialista Fatah, en el campo de refugiados de Jabaliya, han indicado testigos y fuentes médicas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La tensión ha subido varios grados al registrarse el primer ataque con morteros contra un puesto de la Guardia Presidencial palestina. Cuatro personas han resultado heridas en las proximidades del cuartel general del presidente palestino en la ciudad de Gaza, han informado fuentes de seguridad palestinas. Las mismas fuentes han añadido de que las dos granadas han sido disparadas desde un edificio no lejos de la casa y cuartel general del presidente palestino. Uno de los explosivos ha alcanzado una casa privada y el otro un puesto de la Guardia Presidencial. Horas antes y en la misma zona, varios pistoleros de Fatah han ocupado la sede de los Ministerios de Transporte y Agricultura del Gobierno de Hamás. Los milicianos han entrado en los edificios, obligando a los empleados a marcharse y bloqueando las entradas. Según testigos, los agresores han tomado los tejados de los edificios a fin de controlar las calles que conducen a la casa y al cuartel general de Abbas. Al parecer, toda la zona ha sido tomada por miembros de Fatah y de la Guardia Presidencial. El ministro de Exteriores palestino, Mahmud Az Zahar, ha advertido de que si los milicianos no se marchan de los inmuebles de manera voluntaria, serán arrestados.

Primera baja civil

Poco antes, una joven de 19 años murió ayer en enfrentamientos armados entre partidarios de Hamás y Fatah en Gaza. La muerte de esta mujer es la primera baja civil desde que Abbas anunciara el viernes la convocatoria de elecciones legislativas para intentar poner fin a nueve meses de bloqueo político en Palestina. Tanmbién ayer, militantes armados de Hamás atacaron la residencia del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, en respuesta al presunto intento de asesinato de su ministro de Exteriores, Mahmud Zahar, ocurrido pocas horas antes. Abbas se encontraba en Cisjordania en el momento de los disparos. Por el momento no se tiene conocimiento de daños o heridos. Además, palestinos armados, aparentemente también milicianos de Hamás, irrumpieron en la madrugada de ayer en una base de entrenamiento de la guardia del presidente palestino y mataron a un oficial. Al menos otros cuatro miembros de la guardia presidencial, afiliada al movimiento nacionalista Al Fatah y que cuenta con unos 3.500 miembros, resultaron heridos durante el ataque, informaron fuentes médicas. Portavoces de Hamás han desmentido que el ataque contra la base haya sido perpetrado por integrantes de su brazo armado.

El primer ministro palestino, Ismail Haniye, y Hamás, rechazaron de plano el anticipo de las elecciones y tildaron el anuncio del presidente Abás de "un golpe de estado contra un Gobierno elegido democráticamente". Abbas no fijó fecha para los nuevos comicios y no descartó una reanudación de las hasta ahora fracasadas negociaciones con Hamás para formar un gobierno palestino de unidad nacional.

El dirigente de la milicia de Al Fatah Husein a-Shej mostró ayer a la radio pública israelí su seguridad en que "no habrá guerra civil entre los palestinos, pero Hamás debe saber que el presidente Abbas no aceptará de ninguna manera que el pueblo siga en la pobreza y la crisis". Explicó que Abás convocó las elecciones "por el pueblo palestino, que lleva diez meses sufriendo las consecuencias del Gobierno de Hamás", en alusión al boicot internacional, político y económico impuesto al Gobierno de Haniye desde que asumió sus funciones en marzo de este año.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS