Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene a un hombre armado que amenazaba con hacer estallar una iglesia en Roma

El individuo portaba una pistola y enseñó unos cables adheridos a su chaqueta diciendo que tenía una bomba

La policía italiana ha detenido esta tarde a un hombre armado con una pistola, que decía tener en su poder una bomba y que se había hecho fuerte en una iglesia de Testigos de Jehová en Roma en la que centenares de personas asistían a una reunión de esta religión.

Según algunos testigos que han podido escapar del templo, el individuo había afirmado que sólo quería hablar desde el púlpito, pero al parecer amenazó con hacer estallar los explosivos y "acabar con el mundo". La única prueba de que tenía una bomba era algunos cables que había mostrado engarzados en su chaqueta. A la postre, ha resultado ser que el artefacto era de barro modelado.

El tipo ha dicho llamarse Ángelo, y la policía ha añadido el apellido, Cicero, y la edad, 32 años; algunos testigos le han identificado como un miembro de la comunidad que fue expulsado de ésta por haber tenido problemas con la justicia. La policía rodeó el edificio, de dos plantas y situado en un barrio de la periferia de la capital italiana, y trató de convencer al individuo para que se entregara. A la postre, pudo inmovilizarle y detenerlo.