Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colin Powell presenta su dimisión como secretario de Estado de EE UU

El jefe de la diplomacia estadounidense representaba el ala más moderada del primer Gobierno de George W. Bush

La Casa Blanca ha confirmado esta tarde la dimisión del secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, y la de otros tres altos cargos: Rod Paige, secretario de Educación; Spence Abraham, secretario de Energía, y Ann Veenam, responsable de Agricultura.

La marcha del jefe de la diplomacia estadounidense ya fue aceptada el pasado viernes por George W. Bush, a quien Powell explicó las razones de su dimisión en una reunión privada. Hoy, la Casa Blanca ha divulgado una carta de Powell dirigida al presidente republicano en la que el primero asegura que "ahora que han pasado las elecciones es el momento para dejar de ser secretario de Estado y volver a la vida privada".

No obstante, Powell, de 67 años, se ha comprometido a continuar en su cargo hasta que el Gobierno designe sucesor y éste esté preparado para cumplir su cometido. "Sigo siendo secretario de Estado y tengo plena autoridad para ejercer mi cargo", ha dicho luego en rueda de prensa. Respecto a los motivos de su decisión, ha explicado: "En el último año, [Bush, y yo] hemos hablado muchas veces de su segundo mandato, y yo le decía que sólo serviría en uno. Al acercarme a las elecciones vi que era el momento adecuado [para retirarme]. Teníamos un acuerdo mutuo, sabíamos para dónde íbamos".

La marcha de Powell era algo con lo que se especulaba en las altas esferas de Washington después de que Bush lograra su relección el pasado 2 de noviembre. Powell llegó a la Casa Blanca en 2001 tras una brillante carrera militar y enseguida pasó a representar el ala más moderada del primer Ejecutivo del mandatario tejano, dominado por los llamados halcones, entre los que destacan el vicepresidente, Dick Cheney, y el secretario de Estado de Defensa, Donald Rumsfeld, con cuyo departamento protagonizó más de un encontronazo político.

Powell y las armas de Irak

Los atentados del 11 de septiembre de 2001 permitieron a Powell crear rápidamente una gran coalición internacional que respaldó la invasión de Afganistán, con el objetivo declarado de derribar el régimen talibán, sospechoso de cobijar a Bin Laden, jefe de Al Qaeda y responsable de los ataques.

Una situación mucho más complicada tuvo que afrontar Powell durante la crisis de Irak. Él fue el encargado de realizar una encendida defensa de la necesidad de atacar el país árabe para derrocar al dictador Sadam Husein en una sesión histórica del Consejo de Seguridad de la ONU celebrada el 5 de febrero de 2003. El jefe de la diplomacia estadounidense presentó un rosario de supuestas pruebas -grabaciones y fotografías de satélite- que demostraban la amenaza que representaba para el mundo el régimen iraquí y sus armas de destrucción masiva, el argumento utilizado por EE UU y Reino Unido para ir a la guerra. Meses después del fin de la contienda, cuando las inspecciones comprobaron que Sadam no almacenaba armamento prohibido, Powell quedó en una situación un tanto embarazosa y se vio obligado a reconocer que la información de la que se valió para justificar la invasión militar era errónea.

Danforth y Rice son los candidatos

Entre los nombres que se barajan para ocupar la Secretaría de Estado, uno de los que más suena es el del embajador estadounidense ante las Naciones Unidas, John Danforth. El nombre de Danforth es muy relevante y no precisamente por ser abogado. Se trata de un clérigo de la Iglesia Episcopal que ha ejercido un papel muy activo en la campaña electoral de Bush para captar el voto de cuatro millones de simpatizantes de la Iglesia evangélica. En la lista de candidatos, también está Condolezza Rice, actual Consejera de Seguridad Nacional.

Powell es el segundo peso pesado del Gobierno estadounidense que presenta su dimisión, tras el fiscal general y secretario de Justicia, John Ashcroft, quien lo hizo el pasado miércoles. También abandonó su cargo Don Evans, que hasta la pasada semana era el secretario de Comercio.

Annan alaba su "apoyo"

El secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, ha elogiado a Colin Powell y, a través de su portavoz, ha afirmado que "aprecia" el apoyo que le brindó el secretario de Estado de EE UU en distintos temas. Annan ha destacado a través de su portavoz la ayuda de Powell "para lograr acuerdos multilaterales destinados a resolver distintos problemas.

Más información