Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATÁSTROFE NATURAL

Una fuerte tormenta provoca la muerte de 27 personas en Bolivia

Los servicios de rescate trabajan en La Paz para encontrar nuevos cadáveres

Al menos 27 personas han muerto y 103 han resultado heridas tras el violento temporal que ha azotado la ciudad de La Paz, sede del gobierno de Bolivia. Una hora de intensas precipitaciones, acompañada de granizo y descargas eléctricas ha convertido convirtió sus calles y avenidas en grandes ríos.

El Gobierno boliviano ha declarado zona de desastre a la ciudad de La Paz y luto nacional por las pérdidas humanas, al tiempo que ha aprobado la entrega de recursos extraordinarios para iniciar el proceso de reconstrucción. El alcalde de la ciudad, Juan del Granado, ha asegurado que los 103 heridos ingresados en hospitales no presentan gravedad y se estiman en diez millones de dólares las pérdidas materiales.

La acumulación de granizo ha bloqueado los canales de desagüe de la zona central de la ciudad, donde el agua ha anegado calles y edificaciones por lo que, según la información de los bomberos, no se descarta encontrar nuevas víctimas.

La tormenta tan sólo ha durado dos horas y ha sembrado el pánico entre los comerciantes de las laderas y los que circulaban en vehículos por las vías paralelas al río Orckojahuira, que se ha desbordado.

La mayoría de los fallecidos, entre ellos cinco niños, se han ahogado en las corrientes formadas en las laderas. Una mujer murió al ser aplastada por una pared que se derrumbó a causa de la humedad, en la calle Mercado, en pleno centro de la ciudad. Además, la tormenta ha interrumpido el servicio eléctrico en varios lugares.