Pero

Esta crisis desembocará en una época de gloria para las conjunciones adversativas. Muy especialmente para la que reina sobre todas ellas: “pero"

Un hotel medicalizado, en Madrid.
Un hotel medicalizado, en Madrid.Samuel Sanchez

Creo que esta crisis desembocará en una época de gloria para las conjunciones adversativas. Muy especialmente para la que, en castellano, reina sobre todas ellas: “pero”. Las adversativas poseen el singular talento de frustrar enunciados. Se dibuja ante nosotros un panorama de frustraciones que exigirá, me parece, un uso masivo del “pero”....

Más información