Australia rendirá tributo a Olivia Newton-John con un funeral oficial en forma de concierto

La actriz de ‘Grease’ será enterrada en California, donde vivía con su marido, John Easterling. “Era la mujer más valiente que he conocido”, la ha recordado él en un emotivo escrito en las redes sociales

Olivia Newton-John, en un evento en Los Ángeles, California, en enero de 2018. Foto: ROBYN BECK (AFP) | Vídeo: EPV

Las autoridades australianas preparan un funeral oficial en forma de concierto para rendir homenaje a la cantante y actriz Olivia Newton-John, nacida en el Reino Unido y criada en el país oceánico, que falleció este lunes a los 73 años, víctima de un cáncer de mama. “Será más un concierto que un funeral. Será una celebración apropiada para una vida tan rica y generosa”, ha dicho el jefe de Gobierno del Estado australiano de Victoria, Daniel Andrews, en declaraciones recogidas este jueves 11 de agosto por la cadena pública local ABC. Los detalles de este acto, que aún no tiene fecha cerrada ni un programa determinado y se desconoce el lugar donde se celebrará, serán abordados con la familia de Newton-John, que, según ha afirmado Andrews, se ha sentido “conmovida” con la propuesta.

Este martes, la ciudad australiana de Melbourne, donde creció la artista y que es sede de varios de sus proyectos —como el Centro de Investigación y Bienestar del Cáncer Olivia Newton-John—, iluminó de rosa en su honor algunos de sus edificios más emblemáticos, como el estadio Optus en Perth y la estación de tren Flinders Street. La Ópera de Sídney también se tiñó de este color la noche del miércoles en memoria de la icónica intérprete de Grease.

La Ópera de Sídney, en Australia, iluminada de color rosa en honor a Olivia Newton-John, este miércoles 10 de agosto.
La Ópera de Sídney, en Australia, iluminada de color rosa en honor a Olivia Newton-John, este miércoles 10 de agosto.DPA vía Europa Press (DPA vía Europa Press)

El marido de la artista, John Easterling, compartía este miércoles una publicación, tanto en su cuenta de Instagram como en la de la artista, rindiendo homenaje a la intérprete y mostrando su amor y admiración por la que fuera su esposa. “Olivia, nuestro amor mutuo trasciende nuestro entendimiento. Todos los días expresamos nuestra gratitud por este amor que podía ser tan profundo, tan real, tan natural. Nunca tuvimos que ‘trabajar’ en él. Estábamos asombrados por este gran misterio y aceptamos la experiencia de nuestro amor en pasado, presente y para siempre”, escribía junto a una imagen en la que la pareja aparece posando sonriente. “La esencia más profunda de Olivia era sanadora, usando sus propios medios como la canción, las palabras, las caricias. Era la mujer más valiente que he conocido. Su capacidad para preocuparse genuinamente por las personas, por la naturaleza y todas las criaturas casi eclipsa lo que es humanamente posible”, continuó.

“Es la gracia de Dios lo que me ha permitido compartir la profundidad y la pasión de su ser durante tanto tiempo. En sus momentos más difíciles, siempre tuvo el espíritu, el humor y la fuerza de voluntad para sacar las cosas a la luz”, añadía. Easterling concluía el comunicado agradeciendo a los fans de la intérprete el apoyo recibido. “Incluso ahora que su alma se eleva, el dolor y los agujeros en mi corazón se curan con la alegría de su amor y la luz que brilla hacia adelante. Nuestra familia aprecia profundamente el amor y apoyo que nos ha llegado”.

La estrella de Grease y Easterling se conocieron a principios de la década de los noventa a través de un amigo en común, pero no fue hasta el año 2008 cuando se casaron. Primero, en una ceremonia espiritual celebrada en la cima de una montaña a las afueras de Perú. Luego, regresaron a Estados Unidos y se volvieron a dar el “sí, quiero” en una boda sorpresa en su casa de Malibú, en California, junto a amigos y familiares de la pareja. Easterling, empresario y activista medioambiental, estuvo a su lado en su lucha contra el cáncer, apoyándola y acompañándola en numerosos proyectos para luchar contra la enfermedad. Juntos lanzaron el Fondo de la Fundación Olivia Newton-John en 2020 para continuar apoyando la investigación de la medicina vegetal para el cáncer.

La intérprete británico-australiana llevaba 30 años luchando contra la enfermedad. En 2018, fue diagnosticada nuevamente de cáncer de mama en etapa cuatro con metástasis en la espalda, tras haber sufrido la enfermedad en 1992 y en 2013. “Para mí, psicológicamente, es mejor no tener ni idea de lo que me espera o cuánto vivió la última persona que tuvo lo que yo tengo”, confesaba Newton-John en el programa de televisión australiano 60 minutes. El entierro tendrá lugar en California, donde vivía junto a su marido, según dijo este martes su sobrina australiana, Totti Goldsmith, a la cadena local Nine.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS