Abuso sexual

El clan Guzmán-Pinal se tambalea tras la grave denuncia de abuso sexual de Frida Sofía a su abuelo

La joven ha acusado a Enrique Guzmán de haberla “manoseado” desde que tenía cinco años y de “golpear y violar” a su abuela, la célebre actriz mexicana Silvia Pinal

De izquierda a derecha: Frida Sofía, Alejandra Guzmán y Enrique Guzmán.
De izquierda a derecha: Frida Sofía, Alejandra Guzmán y Enrique Guzmán.GETTY IMAGES

La revelación que la modelo Frida Sofía ha hecho esta semana sobre su familia ha puesto a temblar, de nuevo, a la dinastía Guzmán-Pinal. La joven, de 29 años, ha acusado a su abuelo, el cantante y actor mexicano Enrique Guzmán, de haber abusado sexualmente de ella desde que tenía cinco años. “Me manoseó”, rompió a llorar en una entrevista en el programa El minuto que cambió mi destino, de Gustavo Adolfo Infante. La confesión, que incluye los malos tratos de Guzmán a su exesposa, la icónica actriz Silvia Pinal, ha desatado un reguero de acusaciones cruzadas entre los miembros del poderoso clan del espectáculo mexicano.

Hija de la estrella de la canción en Latinoamérica Alejandra Guzmán, Frida Sofía define a su abuelo como “un hombre muy asqueroso, muy abusivo” que “siempre” le daba miedo. “Es un delito lo que me hizo. Lo más asqueroso de todo es que cuando estás tan chiquita y te dicen que esto es lo que un abuelito le hace a su nieta que la quiere, a esa edad no tienes ni idea, ni conciencia, y se vuelve algo normal”, revela por primera vez la socialité mexicana, quien ha presentado este jueves las acciones legales contra Guzmán. Entre lágrimas, cuenta la vergüenza que sintió ante el abuso: “Qué asco, pero en alguna ocasión ya se empieza a sentir rico porque te están tocando tus partes íntimas. Por eso me lo callé porque dije: ¿entonces, yo estoy enferma o qué onda?”.

Enrique Guzmán, de 78 años, ha negado la historia y ha acusado a su nieta de tener que recibir tratamiento psiquiátrico: “Yo no soy un degenerado. Yo soy un caballero”. Aunque en un primer momento, también amenazó con demandar a Frida Sofía, otros miembros de la familia han negado que finalmente vaya a hacerlo. Alejandra Guzmán emitió un comunicado en vídeo en el que defiende a su padre de las denuncias de su hija: “Es muy triste ver a mi padre por lo que está pasando porque yo también estoy pasando por esas acusaciones sin bases, que no son justas y te ofrezco Frida arreglar esto de la mejor manera, buscar un buen terapeuta”.

Madre e hija llevan tiempo distanciadas en una historia enrevesada que incluye drogas, peleas y abusos. Frida Sofía mantiene que nunca conoció la faceta materna de Alejandra Guzmán, a quien define como adicta “a todas las drogas” y acusa incluso de acostarse con su pareja Christian Estrada o de lanzarle botellas. La llamada reina del rock de México tiene en su historial de supervivencia abortos, depresiones, un cáncer y varias decenas de operaciones.

Frida Sofía hace hincapié en que su madre consumía las sustancias delante de ella y que tuvo sexo con hombres en la misma de habitación de hotel donde ella se alojaba durante las giras, desde los cinco hasta los 11 años. Esos encuentros de Guzmán terminaron en varias ocasiones, según la joven modelo, en abusos de esos hombres hacia ella. “Me empezó a pasar otra vez con los hombres que mi mamá conocía y llevaba al cuarto del hotel. Cuando ella estaba dormida o inconsciente venían a tocarme. Alguno me violó”, revela llorando.

Tras el rechazo de su madre a estas historias, Frida Sofía ha volcado su versión en su cuenta de Instagram, donde acumula 1,6 millones de seguidores. Ahí ha colgado un duro comunicado: “Mamá, me entristece ver que sigues con la farsa cuando sabes perfecto quién es él. Sabes que violaba y le pegaba puñetazos a mi abuela, llorabas de pensar en sus ojitos morados, a ti te tiró los dientes, siempre abusó de ti”.

La joven ha colgado un fragmento de vídeo en el que se ve a Guzmán reconociendo que su padre pegaba a Silvia Pinal. La actriz, de 89 años, pionera del teatro, consagrada como musa de Luis Buñuel y una de las intérpretes más importantes de México, ha roto estos días su silencio. “No soy indiferente a lo que sucede dentro de mi seno familiar. Frida, tu abuela te ama intensamente. Nos necesitamos ambas”, ha escrito Pinal, quien pide a su nieta que se encuentren lejos de los medios para resolver esta situación.

Frida Sofía, que ha dicho mostrarse muy orgullosa del valor de contar por fin el abuso, ha asegurado que con ella “se rompe la cadena de silencio”. “Por más que me tires a loca como lo hacen tantos familiares de víctimas que su única respuesta es que tiene problemas mentales”, ha escrito en sus redes. México es el país de la OCDE con mayores tasas de abuso infantil, con 5,4 millones de casos por año.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50