Felipe de Edimburgo

Enrique de Inglaterra llega a Londres para el funeral de su abuelo

El príncipe pasa unos días de cuarentena en su antiguo hogar antes de reunirse con su familia para despedir a Felipe de Edimburgo

El príncipe Enrique de Inglaterra.
El príncipe Enrique de Inglaterra.Getty Images

El príncipe Enrique ha regresado al Reino Unido. El nieto de Isabel II llegó el domingo a primera hora de la tarde al aeropuerto de Heathrow en Londres en un vuelo regular sin su esposa Meghan Markle, que está en avanzado estado de gestación, para acompañar a su familia y asistir al funeral del duque de Edimburgo, que se celebrará en el Castillo de Windsor el próximo sábado. Esta es su primera visita al país desde que dejó de ser miembro activo de la familia real británica y tras su polémica entrevista a Oprah Winfrey en la que junto a su esposa acusó a algunos de sus parientes de racismo.

Según informan varios diarios británicos, el duque de Sussex fue visto saliendo de su mansión de California el sábado por la noche en un Cadillac Escalade negro para tomar un vuelo de madrugada desde Los Ángeles y desembarcar en un avión de BA con pantalones chinos, chaqueta y mascarilla negra en el aeropuerto del oeste de Londres.

Enrique fue recibido por personal de seguridad al bajar del avión antes de subirse a un Range Rover negro para dirigirse al Palacio de Kensington. El príncipe hará cuarentena en Nottingham Cottage, el que fue su hogar oficial, antes de reunirse con su abuela, que se encuentra en Windsor.

Según la normativa, el príncipe puede dejar la cuarentena después de cinco días de aislamiento en lugar de 10 si proporciona una prueba de coronavirus negativa. Sin embargo, en cualquier caso se le permitirá asistir al funeral de su abuelo ya que las normas oficiales establecen que aquellos que vienen del extranjero pueden salir del aislamiento “por motivos de compasión”.

Los duques de Sussex emitieron en la web oficial de su organización Archewell un breve comunicado lamentando el fallecimiento del duque: “En memoria cariñosa de Su Alteza Real el duque de Edimburgo, 1921-2021. Gracias por su servicio... lo extrañaremos mucho”. Pero previamente habían desvelado que en los últimos meses mantenían una fluida relación con Isabel II y su esposo, con quienes realizaban llamadas por Zoom en las que también participaba su hijo Archie. En las declaraciones a Oprah, los Sussex aseguraron contar con el apoyo de la reina y la excluyeron tanto a ella como al duque de las acusaciones de gestos racistas.

La muerte del duque de Edimburgo el pasado viernes a los 99 años propiciará el reencuentro de Enrique de Inglaterra con su padre el príncipe de Gales y su hermano Guillermo, de los que se encuentra muy distanciado.

Guillermo y Enrique de Inglaterra llevan caminos separados desde hace más de un año. Su comunicación es escasa, casi inexistente como ambos han reconocido. Admiten que el cariño permanece pero que la unión de antaño ha desaparecido. Sin concretar, Enrique ha señalado a su hermano mayor como uno de los responsables de que Meghan Markle no se sintiera aceptada en la familia real. Y Guillermo está muy molesto por la forma de actuar del menor que, en su opinión, no lo ha hecho como se esperaba de él, asumiendo su papel y ayudando a su abuela, la reina, en su tareas. Diana de Gales les mantuvo unidos desde niños cuando la orfandad llegó a sus vidas y hasta ahora todas las miradas estaban puestas en el 1 de julio como fecha del encuentro de los dos hermanos. Lady Di cumpliría ese día 60 años y sus hijos están convocados a una ceremonia en la que se inaugurará una estatua erigida a modo de homenaje. Se trata de un proyecto que ambos pusieron en marcha en 2017, cuando se celebró el 20º aniversario de su muerte en un accidente de coche en París. La muerte del marido de Isabel II ha precipitado todo.

El funeral del duque de Edimburgo tendrá un carácter familiar. Se celebrará en la capilla de San Jorge y solo podrá asistir la familia, en concreto 30 personas, por las normas dictadas por la covid. Hasta Boris Johnson ha declinado su asistencia en favor de los parientes reales. El propio Felipe de Edimburgo, según contó uno de sus ayudantes, fue quien dijo que “no se veía a sí mismo lo suficientemente importante” como para tener un funeral de Estado. En esa cita será probablemente donde se obtendrá la primera imagen de Enrique con su familia ya que el duelo estos días se lleva dentro de los muros de palacio.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50