China

Jack Ma, el fundador de Alibaba, reaparece después de tres meses desaparecido

El magnate, alejado de los focos después de que las autoridades de China comenzaran una campaña contra él y sus empresas, ha participado telemáticamente en un acto de su fundación

Jack Ma, fundador de Alibaba en una cumbre en París, Francia, en mayo de 2019.
Jack Ma, fundador de Alibaba en una cumbre en París, Francia, en mayo de 2019.Charles Platiau / Reuters

No estaba muerto, tampoco de parranda. Jack Ma, fundador de Alibaba y una de las mayores celebridades de China, ha reaparecido hoy tras casi tres meses en paradero desconocido. El magnate se había mantenido alejado de los focos después de que las autoridades del gigante asiático comenzaran una campaña contra él y sus empresas, lo que desató los rumores con respecto a su situación legal.

Ma, caído en desgracia a ojos del Partido, ha participado este miércoles en una entrega de premios para profesores rurales que lleva su nombre. Lo ha hecho, no obstante, a través de la pantalla. En el vídeo de su intervención compartido con los medios, ha explicado que a causa de la pandemia esta edición no ha podido celebrarse de manera presencial en la ciudad meridional de Sanya, como es costumbre. Las imágenes, ofrecidas por el diario Tianmu News, también le muestran inspeccionando un colegio cerca de Hangzhou, ciudad donde Alibaba tiene su sede central.

La organización ha detallado que intervino de manera telemática en el evento junto a los 100 ganadores. Todos ellos han recibido un cheque por valor de 100.000 yuanes (12.750 euros) para mejorar las condiciones de sus escuelas. Durante la gala, Ma ha reconocido el esfuerzo de los 2,9 millones de maestros rurales repartidos por el territorio chino, y ha incidido en que la razón de ser de estos premios no es otra que “agradecer y ofrecer nuestros respetos a los profesores”.

Antes de ser multimillonario, el propio Ma comenzó su carrera dando clases, en su caso de inglés, y durante sus años al frente de Alibaba pedía a los empleados que se dirigieran a él no por la fórmula “laoban”, “jefe”, sino como “laoshi”, “maestro”. Los mercados bursátiles han recibido con alegría su reaparición: las acciones de Alibaba cerraron la jornada con una subida del 8,52% en la Bolsa de Hong Kong.

Jack Ma había sido visto en público por primera vez a finales de octubre, cuando durante un foro criticó la legislación del país en materia financiera y su mentalidad de “tiendas de empeño”, unas palabras que las autoridades recibieron como un desafío y que desencadenó el bloqueo de la salida a Bolsa de la empresa de servicios financieros digitales Ant Group, de la que el magnate es máximo accionista. El Gobierno canceló la operación, destinada a ser la mayor oferta pública inicial de la historia, cuando apenas faltaban 48 horas para la fecha señalada.

Desde entonces, los correctivos han sido constantes y pronto se extendieron a la casa matriz. En diciembre, la Administración Estatal para la Regulación del Mercado anunció la apertura de una investigación contra Alibaba, acusada de prácticas monopolísticas. A consecuencia de su choque con las autoridades, el gigante tecnológico ha perdido casi un tercio de su cotización bursátil desde finales de octubre, equivalente a la evaporación de 340.000 millones de dólares (280.000 millones de euros).

La maniobra también ha afectado al empresario. Además de las preocupaciones legales, quien fuera el hombre más rico de China ha visto cómo en los últimos meses su patrimonio ha menguado de 51.000 millones de euros a 40.000, de acuerdo a datos de Bloomberg. En su intervención de hoy, en cambio, ha tratado de ofrecer un mensaje optimista. Ma se ha despedido emplazando a los profesores a la siguiente edición del premio. “Cuando la pandemia se acabe seguro que encontraremos la oportunidad de continuar con nuestra trayectoria en Sanya. Nos encontraremos de nuevo cuando ese día llegue”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50