Ayuso dice ahora que su hermano cobró 55.850 euros, más IVA, por conseguir mascarillas en China

La presidenta regional dice que no dará cuenta de otras facturas “porque no tienen relación con la Comunidad de Madrid”

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a su llegada a la Asamblea el jueves.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a su llegada a la Asamblea el jueves.Álvaro García

Isabel Díaz Ayuso ha admitido este viernes, a través de un comunicado, que su hermano cobró 55.850 euros, más IVA, por conseguir mascarillas en China y trasladarlas a Madrid para surtir a una empresa que había firmado un contrato con la Comunidad por 1,5 millones de euros. Además, ha puntualizado que su familiar no intermedió entre la empresa y la Administración para cerrar el contrato, y que por lo tanto no recibió ninguna comisión, sino un pago por su actividad comercial realizado por la compañía beneficiada. La dirigente conservadora ha explicitado, finalmente, que aportará un informe del secretario del Consejo de Gobierno regional avalando que no tenía por qué abstenerse cuando se presentó el acuerdo ante el Ejecutivo autónomo (lo que se hizo cuando ya había sido firmado y ejecutado).

“Tomás Díaz Ayuso envió a la empresa Priviet Sportive cuatro facturas en el año 2020″, explica Díaz Ayuso en el comunicado. “La factura de 30 de junio de 2020 fue por gestiones para la compra de mascarillas en China, vendidas a la Comunidad de Madrid a cinco euros, cuando los precios en ese momento llegaban a 10,5 euros”, asegura. “La factura a Priviet Sportive no es una comisión por obtener el contrato de la Administración, sino el cobro de las gestiones realizadas para conseguir el material en China y su traslado a Madrid, que es distinto”, añade. “Es una contraprestación por su trabajo, no una comisión por intermediación”, subraya. Y especifica: “Esa factura es de 55.850 euros, más IVA. Del resto de las facturas no tengo que dar cuenta porque no tienen relación con la Comunidad de Madrid y mi hermano tiene derecho a su privacidad”.

La presidenta regional sigue así dejando abierta la puerta a que Tomás Díaz Ayuso haya firmado otros acuerdos con la Administración, aunque intenta dejar a Casado, presidente de su partido, sin el principal argumento en el conflicto que les separa: ni hubo comisión, ha dicho Díaz Ayuso, ni fue de casi 300.000 euros, como ha asegurado en la mañana de este viernes Casado en una entrevista radiofónica.

Sin embargo, la líder conservadora no ha presentado ninguna prueba documental de la factura que reflejaría el cobro de los 55.850 euros. Tampoco de las otras tres facturas de 2020 que mostrarían trabajos de su hermano para la misma empresa con otros clientes. Su argumentación, además, vino a acrecentar las dudas expresadas por la dirección nacional de la formación: que si Tomás Díaz Ayuso era quien tenía acceso a las mascarillas en China, y no la empresa, alguien pudo querer ocultar esa conexión con la Comunidad haciendo el contrato a través de la compañía. Finalmente, por toda la documentación pública que ha aportado el Ejecutivo regional, sigue sin conocerse un documento clave en la polémica: el acuerdo privado entre la empresa y el hermano de la presidenta que justificaría, de existir, el pago recibido por el familiar de Isabel Díaz Ayuso.

“El contrato se hizo con total y absoluto respeto a la normativa de contratación de emergencia, ha pasado todos los controles previos y posteriores, internos de la Comunidad y externos”, ha defendido este viernes Javier Fernández-Lasquetty, titular de Economía, Hacienda y Empleo, durante una rueda de prensa. “Es un contrato irreprochable”, ha seguido. “El interventor fiscalizó el contrato antes del pago”, ha subrayado. “El contrato se subió al portal de contratación el 10 de junio de 2020″, ha añadido, recordando que el anteproyecto de fiscalización de los contratos de emergencia de la Cámara de Cuentas, adelantado por EL PAÍS, y aún sin firmeza, estudió concretamente este contrato dentro de una selección aleatoria, y no encontró tacha alguna.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sin embargo, por encima de las explicaciones factuales, y técnicas, la guerra política entre Casado y Díaz Ayuso solo sigue creciendo. Primero, por la dura entrevista protagonizada por el líder del PP este viernes en la cadena Cope. Y segundo, porque ni la presidenta regional, ni sus consejeros de confianza, han rebajado el tono. Todo lo contrario.

“Lo que ha dicho el presidente del PP no es cierto, el órgano que contrata es Sanidad, no el Consejo de Gobierno”, ha espetado Lasquetty, que fue jefe de gabinete de Casado. “Si la cantidad [cobrada por el hermano de Díaz Ayuso] es razonable, lo ignoro por completo”, ha añadido. “La presidenta de la Comunidad no ha intervenido en ninguna fase de este contrato. En ninguna. Quien contrata es una dirección general del servicio madrileño de salud, con arreglo al procedimiento establecido, y de ello se informa al Consejo. No hay ninguna infracción del código de altos cargos (...) Todo es irreprochable”.

“Tomás Díaz Ayuso no influye en que el servicio madrileño de salud cierre esa contratación”, ha afirmado Enrique Ruiz Escudero, el consejero de Sanidad, sobre el hermano de la presidenta. “A día de hoy no tenemos información de que haya más contratos con su intermediación”.

“Espero que con esta explicación nadie dude de mi honorabilidad, ni de mi ejemplaridad”, ha manifestado en su comunicado Díaz Ayuso. “Insisto en que nunca influí para la compra de mascarillas a esta empresa, y que supe de ese contrato cuando me informó Pablo Casado, no antes”.

Una defensa cerrada de la gestión de la presidenta de la Comunidad de Madrid que por ahora no ha servido para detener la guerra civil en el PP.

Lea el comunicado de Ayuso sobre el contrato de su hermano. Si no puede leerlo, pinche aquí.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS