Temporal Filomena

Decenas de personas saquearon un camión lleno de comida atascado en la M-30 por la nieve

El suceso, en el que se llevaron hasta 20.000 kilos de alimentos perecederos, ocurrió frente al edificio de El Ruedo, a la altura de Moratalaz

El vídeo donde se ven a decenas de personas sacando comida del camión varado en la M-30 el pasado viernes.
Agencias

Filomena ha sacado a relucir la solidaridad ciudadana en la batalla por recuperar la normalidad, sin embargo, también ha habido casos de lo contrario. Medio centenar de personas desvalijaron este fin de semana un camión frigorífico lleno de comida que había quedado varado por la nieve en la M-30, frente al famoso edificio de El Ruedo, situado en el distrito de Moratalaz de Madrid. La noche del viernes, el camión, que procedía de un centro logístico de Valdemoro cargado con 20.000 kilos de comida perecedera, fue abandonado por el conductor. En las siguientes horas, vecinos de la zona bajaron, forzaron la puerta trasera y se llevaron todo lo que pudieron, según se puede ver en un vídeo grabado desde un edificio cercano y publicado en redes sociales. Hasta el momento no hay detenidos ni se ha podido identificar a ningún responsable.

El camión se dirigía a un hipermercado Alcampo, a apenas 300 metros del lugar, con frutas, verduras, patatas, yogures y otras bebidas, pero como tantos otros vehículos se quedó atascado en la nieve. El chófer del vehículo aguantó durante horas en el camión con la esperanza de lograr completar el viaje hasta que, entrada la noche, un compañero lo auxilió y lo llevo a casa para dormir y comer. Poco tiempo después, se empezaron a acumular personas alrededor del camión y consiguieron entrar a la cámara frigorífica para arramblar con lo que pudieron.

Cuando el sábado por la mañana volvió el camionero todavía había personas llevándose comida, por lo que les avisó que llamaría a la Policía. Sin embargo, algunos de ellos se encararon con el trabajador y le amenazaron de muerte, así que salió corriendo. Más tarde llegó una patrulla de la Policía Nacional, que estuvo vigilando el camión durante un tiempo, pero tuvo que ausentarse para atender otras incidencias de la nevada.

Entonces, otra vez sin agentes ni conductor y con el camión abierto, algunas personas regresaron a terminar el saqueo. Rompieron las vallas que separan el barrio de Moratalaz de la M-30 para llevarse las últimas cajas enteras. Debido a la borrasca Filomena, la empresa propietaria del camión, ubicada en la sierra de Madrid, tuvo que esperar al martes para denunciar los hechos ante la Guardia Civil y la Policía Nacional. Ambos ya investigan lo ocurrido aunque, de momento, no hay detenidos.

Más información

Lo más visto en...

Top 50