TEMPORAL FILOMENA

Un parto en la M-506

Los Ayuntamientos de la región se vuelcan en solucionar los problemas de la borrasca ‘Filomena’ y la enorme nevada que les ha dejado incomunicados

Camión de bomberos en la M-506 de Fuenlabrada.
Camión de bomberos en la M-506 de Fuenlabrada.Servicio Ilustrado (Automático) / Europa Press

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del temporal como servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

La nevada que ha dejado a su paso la borrasca Filomena se ha cebado en los municipios de la Comunidad de Madrid, en la que se han vivido algunos momentos de angustia. Eso le ocurrió a una mujer embarazada que estaba atrapada dentro de su vehículo en la carretera M-506 (Alcorcón-Pinto), en el término municipal de Fuenlabrada. Comenzó a tener contracciones y rompió aguas. La Policía Municipal tuvo que ir con sus patrullas hasta el coche y recogerla. La trasladó hasta una UVI móvil del Summa, que la llevó hasta el hospital de la localidad donde dio a luz.

Fuenlabrada suspendió a las seis de la tarde de ayer viernes el servicio de autobuses municipales y la recogida de basuras, ante la dificultad de los vehículos para moverse por la localidad. Los bomberos y los voluntarios de Protección Civil se dedicaron a mantener limpias las zonas sensibles y eliminar algunas placas de hielo. El municipio había encendido por la mañana la calefacción en todos los colegios e institutos de la localidad ante el anunciado regreso de los escolares a su actividad normal. La Policía Municipal ha rescatado a 58 personas en la M-506, que han regresado a sus domicilios o han pasado la noche en la sede de Protección Civil o en hoteles de la localidad. Algunos incluso se han desplazado andando a estos establecimientos.

En Aranjuez, el peso de la nieve ha provocado la caída de parte del tejado del centro cultural Isabel de Farnesio, un edificio civil mandado construir por el rey Fernando VI en 1758 para caballerizas de su madastra Isabel de Farnesio. La suerte hizo que en ese momento no pasara nadie por la zona y las maderas y la cubierta que cayeron al suelo no hirieron a ninguna persona. También ha habido importantes caídas de árboles y ramas, según un portavoz del Ayuntamiento. Los empleados municipales van a emplearse a fondo para liberar las salidas del municipio por la zona norte, para llegar al hospital, y por el oeste. Un total de 15 máquinas quitanieves están trabajando para intentar abrir alguna vía principal de la localidad.

El Ayuntamiento de Alcorcón tuvo que acoger a un centenar de personas en el polideportivo de La Canaleja, en el norte del municipio. Se trataba de personas que habían quedado atrapadas con sus vehículos en la M-40 y en la autovía de Extremadura (A-5) y que, una vez liberados por la Unidad Militar de Emergencias o por las quitanieves del Ministerio de Fomento, no tenían forma de regresar a sus domicilios. Otras 50 personas se refugiaron en el Centro Unificado de Seguridad, sede de la Policía Municipal, Nacional, bomberos y Protección Civil. El municipio también ha sufrido numerosas caídas de árboles, en especial de pinos, por el peso de la nieve, sin que se hayan producido daños personales. Los responsables municipales se han puesto en contacto con empresas de construcción de la localidad para que les cedan durante el fin de semana máquinas retroexcavadoras para poder quitar la nieve en las vías principales. “La Policía Municipal ha tenido que decir a más de un vecino que se volviera a sus casas porque pretendían ir a sus trabajos a las once y las doce de la noche. También estamos teniendo problemas para que lleguen algunos agentes, bomberos y trabajadores de limpiezas”, ha explicado a EL PAÍS la alcaldesa, Natalia de Andrés (PSOE).

En Alcalá de Henares se ha trabajado desde anoche en mantener limpios los accesos al hospital Príncipe de Asturias por parte de los empleados municipales. Además, se ha puesto en marcha un servicio de forma que los trabajadores de este centro pueden llamar a la Policía Municipal y un patrulla se acerca a recogerlos, una vez que una máquina excavadora limpia el camino de acceso. Este sistema también se empleará en caso de que se produzca alguna emergencia y no puedan llegar las ambulancias. “Es un poco lamentable que la Comunidad de Madrid no haya previsto un plan de acceso a su propio hospital y que el Ayuntamiento tenga que prestar este servicio y dejar de atender otras necesidades de la población”, se ha quejado esta mañana el alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios (PSOE).

Leganés ha tenido una noche relativamente tranquila, dado que las calles quedaron vacías de coches alrededor de la medianoche. Fue cuando los policías lograron rescatar a los conductores que se habían quedado atrapados en medio de las vías. Otro trabajo que se mantiene es la limpieza de los accesos al hospital Severo Ochoa durante toda la nevada. Durante la noche han estado trabajando siete vehículos policiales con cadenas, lo que ha permitido que la situación quedara normalizada a primera hora de hoy sábado, según ha explicado el alcalde de Leganés, Santiago Llorente (PSOE). “El problema es que hay kilómetros y kilómetros de calles y resulta muy difícil limpiarlas y que estén listas para circular”, ha añadido el regidor.

La cubierta del colegio Villa de Móstoles, en esta localidad del sur de la región, se ha venido abajo por el peso de la nieve acumulada. También se han producido caída de ramas y se ha tenido que rescatar a algunos conductores que se habían quedado atrapados en las calles. Como previsión de posibles incidencias, el Ayuntamiento ya había repartido la comida del fin de semana a las personas que reciben alimentación domiciliaria, en previsión de que no fuera posible acercarse a sus casas, según ha explicado una portavoz municipal.

Los transportes públicos de Parla -tranvía, Cercanías y autobuses- tampoco funcionan, como en el resto de la región, según fuentes municipales. El Ayuntamiento, a cuyo frente está el socialista Ramón Jurado, ha pedido la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para abrir los accesos a las carreteras, en especial la autovía de Toledo (A-42). También se han vivido escenas de coches atrapados en las calles, de caída de árboles y del cierre de parques y fuentes. La Policía Municipal ha tenido que trasladar esta mañana de sábado a un hombre a su cita de diálisis. Su hermana estaba contactando con el teléfono 112, pero se encontraba colapsado, por lo que se ha puesto pedido ayuda a la policía por las redes sociales. En Pinto se han habilitado los polideportivos Alberto Contador y Sandra Aguilar para que los conductores atrapados en la M-506 pudieran descansar. Los problemas se debieron a la caída de un cable de alta tensión, según ha informado esta mañana el alcalde, el socialista Diego Ortiz. La Policía Local ha cerrado el acceso al polígono de la Estación, ante el riesgo de placas de hielo.

La Policía Local de Getafe ha tenido que sacar de la nieve a varios vehículos que habían quedado atrapados por la fuerte nevada en carreteras importantes, además de en diversos puntos de la localidad. Dos vehículos URO de la Base Aérea y seis todoterrenos del Acuartelamiento Aéreo se han incorporado a las labores de rescate en la ciudad, según ha informado el Ayuntamiento a través de su cuenta de Twitter.

La situación también ha sido muy complicada en la zona oeste de la región. En Majadahonda, se ha habilitado el polideportivo Príncipe Felipe, donde han pernoctado unas 100 personas que había acudido al centro comercial Gran Plaza y que no pudieron regresar a sus domicilios. Para que no pasen frío, se les ha llevado calefactores de la Casa de la Cultura, según fuentes municipales. También se les ha proporcionado comida y abrigos. Los empleados municipales se han centrado en que los accesos al hospital Puerta de Hierro estuvieran limpios para la llegada de pacientes. La Policía Municipal ha tenido que llevar a una mujer embarazada que tenía un parto programado. La situación sigue siendo extremadamente grave y la recomendación es no moverse de casa y avisar a la policía en caso de emergencia, recomiendan estas fuentes.

Mientras, en Las Rozas, la Policía Local ha realizado durante la noche 450 intervenciones, de las que 142 han sido trasladados. Un total de 25 personas han tenido que pasar la noche en el polideportivo de Navalcarbón. Algunos centros comerciales de la localidad, como Las Rozas Village, cerró ayer a primera hora de la tarde. Los técnicos de Urbanismo también tienen previsto comprobar algunos tejados y cubiertas de chalés y edificios de particulares para comprobar que pueden soportar todo el peso de la nieve acumulada. Protección Civil ha trasladado a 14 enfermeras de la UCI del Puerta de Hierro hasta el hospital.

En Alcobendas, un policía municipal ha sufrido una fractura de una pierna, al ser atropellado, según ha informado a EL PAÍS el jefe de este cuerpo, Antonio Pardo. Los principales problemas se dieron anoche cuando mucha gente salió de trabajar e intentó evitar utilizar vías alternativas a las autovías, como la carretera de Fuencarral. Allí se quedaron atrapados unos 150 conductores que fueron rescatados por los agentes locales y se les trasladó a los hoteles que están en esa misma vía. Algunos fueron incluso a pie. Hoy sábado por la mañana hay tres coches todoterreno para atender las urgencias de los tres distritos de Alcobendas. “Ni siquiera los vehículos con neumáticos de nieve pueden circular ya”, ha destacado Pardo. Los policías también han llevado medicamentos a personas que los necesitaban. El Ayuntamiento ha recibido 40 avisos por desprendimiento de árboles, de los que ya ha atendido los 10 más urgentes.


Más información

Lo más visto en...

Top 50