Ayuso destina a Sanidad menos de la mitad de los casi 1.500 millones del Fondo Covid-19

La Comunidad de Madrid ha dirigido 700 millones de euros a la Consejería de salud, la mayor partida, seguida de pagos de salarios, educación y cultura, según la respuesta regional a una solicitud de información por transparencia

La presidenta Díaz Ayuso, durante la comparecencia de este jueves.
La presidenta Díaz Ayuso, durante la comparecencia de este jueves.HANDOUT (AFP)

El presidente Pedro Sánchez presentó en mayo el Fondo Covid-19 de 16.000 millones de euros como la mayor transferencia extraordinaria jamás hecha a las comunidades, para que fuese invertido principalmente en salud. El Gobierno madrileño de Isabel Díaz Ayuso ha empleado en sanidad solo el 47% de los primeros 1.500 millones recibidos, según EL PAÍS ha sabido a través de una solicitud de acceso a información pública.

Más información

La Comunidad de Madrid ha destinado 700 millones a salud, 190 millones a salarios, 168 millones a educación y 55 millones a cultura y turismo, según la información que ha facilitado la Comunidad de Madrid. Solo 10 millones han sido destinados a la consejería de Políticas Sociales a pesar de que esta gestiona las residencias de mayores, escenario de una tragedia que costó la vida a casi 6.000 personas.

La Consejería de Hacienda explica en la respuesta a una petición de acceso a información pública que ha distribuido el dinero a las consejerías en función de las necesidades manifestadas por cada una. El criterio ha sido "atender las consecuencias que en los distintos sectores estaba teniendo la crisis sanitaria”, según la respuesta a la solicitud.

A pesar de revelar estos datos, la Consejería no detalla en su respuesta la solicitud de conocer el desglose pormenorizado del gasto sanitario, especificando cuántos médicos han sido contratados o cuánto stock sanitario ha sido comprado con el Fondo Covid-19.

Cuando Sánchez anunció la creación del fondo a principios de mayo, la Comunidad se enfrentaba a la primera ola siendo la que menos invertía en gasto sanitario público, la tercera que menos pagaba a sus profesionales, y la que menos destinaba a la atención primaria. El Real Decreto ley 22/2020 que creó el Fondo Covid-19 dejó finalmente libertad a las comunidades para que destinaran los fondos a sus necesidades. El objetivo expreso era ayudar a las comunidades con mayor incidencia del virus para que su impacto no lastre sus finanzas. Sin embargo, el Fondo está dividido en cuatro tramos y según el texto de la norma, el primero debe ir destinado a gasto de salud.

El Gobierno central envió a las comunidades un primer reparto de 6.000 millones en julio de los cuales Madrid ha sido la principal beneficiada. Otras comunidades como Galicia informan que han destinado el 100% de los fondos recibidos hasta ahora a sanidad.

Madrid encabeza desde hace días la lista de infecciones durante la segunda ola del coronavirus. Más de un cuarto de los 12.423 nuevos casos reportados este jueves por el Ministerio de Sanidad se produjeron en Madrid: un total de 3.152 nuevas personas enfermas.

El Ministerio de Hacienda confirma a este periódico que las comunidades son libres para escoger el destino de los créditos extraordinarios. Un portavoz dice que “la idea del Gobierno era destinar el fondo a reforzar los sistemas de sanidad y educación fundamentalmente en un contexto de emergencia”. En cuanto al uso final de los fondos, señalan que “los gobiernos regionales habrán de rendir cuentas sobre dónde los gasten ante la opinión pública y ante sus parlamentos”.

El Real Decreto prevé transferir a las comunidades un segundo tramo para gastos de salud, un tercero para educación y un cuarto para compensar la caída de la actividad económica.

Madrid no ha esperado. Ha utilizado 190 millones de euros de lo recibido en julio inicialmente para gastos sanitarios en financiar gastos del personal contratado por la administración regional. El Consorcio Regional de Transportes ha recibido 100 millones de euros utilizados para compensar el déficit de ingresos generado por la caída en el número de usuarios del transporte público. Otros casi 55 millones del Fondo han ido a parar a Cultura y Turismo que, en declaraciones del viceconsejero Daniel Martínez Rodriguez a este diario, son parte de un total de 59 millones que “representan la dotación extraordinaria más grande destinada al sector cultural y turístico realizada por la Comunidad de Madrid”.

El responsable especifica que parte se ha destinado a programas de dinamización de la cultural y escénica y a la promoción turística nacional e internacional, entre otros proyectos. A la Consejería de Justicia e Interior han sido asignados 14 millones, y 13 millones a Deportes, Transparencia y Portavocía.

Solo por detrás de ellas están las Consejerías de Políticas Sociales y Familias, y la de Vivienda. Madrid es la región que más ha sufrido el impacto del coronavirus en las residencias de mayores. Entre mitad de marzo y mitad de abril murieron en ellas casi 6.000 personas con Covid-19 confirmada o síntomas. Su coordinación depende de Políticas Sociales, que únicamente ha recibido 10 millones de euros del Fondo, utilizados de acuerdo a fuentes regionales para comprar equipos de protección individual, tareas de limpieza y desinfección, y para financiar 120 plazas en un hotel del norte de la capital destinadas a personas sin hogar con sintomatología leve de Covid-19.

A Vivienda le han llegado 5 millones de euros que han sido integrados en las ayudas al alquiler del Plan Alquila anual. Incluso, y a modo de pedrea, la Presidencia de Díaz Ayuso recibió 180.000 euros.

Otras comunidades

Tras la Comunidad de Madrid, el ranking del reparto de los 6.000 millones de euros del primer tramo del Fondo Covid-19 continúa con Cataluña (1.246 millones), Andalucía (597 millones) y Generalitat Valenciana (449 millones).

Esta última, bajo gobierno socialista en coalición con Compromís y Unides Podem, publicó el 11 de agosto el destino de 378 millones de los 449,6 millones que le habían llegado con cargo al Fondo Covid-19. Las más destacadas son 132 millones para contratar personal sanitario, 120 millones en gastos de funcionamiento e inversión, también sanitarios, y 53.4 millones en personal extra docente en los centros educativos, que permita la adaptación a los nuevos requisitos sanitarios y de organización derivados de la pandemia.

De Cataluña y Andalucía poco se sabe. Ambas, gobernadas por partidos políticos enfrentados a nivel estatal, JxC y ERC (en Cataluña) y PP y Cs (en Andalucía), coinciden en el uso del Fondo Covid-19 para paliar la caída de la publicidad en sus televisiones públicas. El Partido Socialista catalán se quejó hace unas semanas por el anuncio del aún entonces president Quim Torra de destinar más de 15 millones de euros del Fondo Covid-19 a TV3. La Junta de Andalucía ha destinado 11 millones del Fondo a Canal Sur, actuación que ha sido asimismo denunciada por el PSOE andaluz y Podemos.

Galicia, comunidad gobernada por el PP y octava en la lista, ha destinado completamente a sanidad los 268 millones recibidos, según la portavocía de la Xunta. Ha dividido el dinero en dos partidas: refuerzo del personal sanitario público y en material sanitario, de protección, limpieza, productos farmacéuticos, vestuario y mantenimiento, así como ecógrafos y desfibriladores y otro equipamiento sanitario.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción