El SanSan de Benicàssim abre la temporada de festivales sin restricciones

Casi 40 propuestas musicales lideradas por Crystal Fighters, Steve Aoki, Dani Martín o Rozalén dan pulso a una edición sin mascarilla obligatoria ni límites de aforo o pasaporte covid

Buen ambiente en el festival Sansa, este jueves.
Buen ambiente en el festival Sansa, este jueves.Àngel Sánchez

Con prácticamente dos ediciones consecutivas, separadas por apenas cinco meses de margen -la última se pospuso por la pandemia de abril a octubre de 2021 y reunió a 60.000 personas en tres jornadas-, el SanSan Festival 2022 estrena este jueves y hasta el sábado 16 de abril la temporada festivalera valenciana sin restricciones. Con el recinto de conciertos de Benicàssim (Castellón) como epicentro, el certamen materializa uno de los lemas plasmados en sus plataformas informativas en las últimas semanas: ‘Celebra la inmunidad de grupo con nosotros’, levantando la veda a los recortes de aforo, la suspensión de los pasaportes covid y el fin de la obligatoriedad del uso de mascarillas.

“Damos de nuevo la bienvenida a la temporada de festivales con una edición, por fin, sin restricciones ni limitaciones”, explica Roberto Recuero, director del macro evento musical organizado por Sonde3, que prevé crear 1.500 empleos directos en la localidad castellonense, cuna festivalera con otros referentes europeos como el FIB o el certamen internacional reggae Rototom Sunsplash, con los que el SanSan comparte escenario.

Aunque se recomienda todavía el uso de mascarilla en espacios con aglomeraciones, llevarla no es obligatorio “en un recinto abierto y amplio como el del SanSan”, apostilla Recuero, que asegura que asumen esta edición “con la misma responsabilidad que hemos mostrado desde que afrontamos este proyecto”.

La normalidad se asienta en otras áreas del festival, como la recuperación de las zonas de acampada en varios cámpings de Benicàssim, que no pudieron abrirse en la edición de finales de octubre.

Actuación de Califato 3/4. / ÀNGEL SÁNCHEZ
Actuación de Califato 3/4. / ÀNGEL SÁNCHEZÀngel Sánchez
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Este año es ya de ilusión: volvemos toda la industria y lo vemos de una manera más esperanzadora, como que va todo hacia adelante. Abrimos una temporada muy especial tras dos años en pandemia”, señala Roberto Recuero.

Esta especie de apertura a la libertad que estrena el SanSan tiene su cara b, sin embargo, en el ritmo de venta de entradas. Hay ganas de festival, pero también mucha más oferta entre la que elegir que cuando el el certamen ofreció el pasado octubre prácticamente en solitario y aún en plena pandemia, una edición histórica en Benicàssim. Entonces llenaron el recinto 60.000 personas en sus tres jornadas. Ahora mismo las taquillas del evento suman unas 15.000 entradas por día, y aunque la organización confía en los tickets de última hora, ven difícil acercarse a la afluencia que tuvo la puesta en escena de 2021.

Este regreso para llenar de música y ambiente festivalero la Semana Santa mediterránea llega guiado por un cartel heterogéneo que alterna nombres consagrados con nuevas promesas, tanto nacionales como internacionales. Los primeros artistas, el dj y productor estadounidense-japonés Steve Aoki y Dani Martín, una de las voces del pop-rock nacional más destacadas, se anunciaron durante el transcurso de la edición de 2021, en las transiciones de los conciertos de Rayden y Leiva. Dani Martín convertirá su incursión en el SanSan en su primera actuación en solitario en un festival, y lo hará para presentar No, no vuelve, un homenaje a El Canto de Loco.

El perfil nacional lo refuerzan el compromiso social y ambiental de Rozalén, que interpretará temas de su último disco, El árbol y el bosque, y el rapero zaragozano Kase.O, que se fusiona con Jazz Magnetism con motivo del décimo aniversario de un proyecto que lleva sus canciones a otro universo creativo.

En la apuesta internacional del SanSan destaca el grupo londinense Crystal Fighters y su mezcla inclasificable de electro-folk, techno orgánico y psicodélico; y también Chef’Special, la banda holandesa que ha conquistado Europa y Estados Unidos con una combinación única de hip-hop, rock y reggae. Las Hinds son de Madrid pero también han cosechado gran éxito en la escena internacional.

Por su parte, Fuel Fandango llevarán a Benicàssim su disco Origen, un viaje emocional que transita entre sonidos urbanos, flamencos o africanos. Ciudad Jara, el proyecto de Pablo Sánchez tras La Raíz, pondrá sobre el escenario su esperado segundo disco que renueva el concepto de música de autor, y La Bien Querida, Ana Fernández-Villaverde, hará gala de su característica personalidad artística que ensalza la canción española desde una perspectiva indie, electrónica y costumbrista.

Las eurovisivas y gallegas Tanxugueiras exhibirán en el SanSan su fusión de folclore y electrónica y Álvaro de Luna, el compositor sevillano que arrasa en la radio y redes con sus canciones, presentará su esperado primer álbum, Levantaremos al sol.

Otro nombre destacado de la nueva edición es Amatria, el proyecto del músico, compositor y productor Joni Antequera. El SanSan también ha fichado a la banda Veintiuno; a los madrileños Niña Polaca; a Molina Molina, el alter ego del artista de Granada Pepe Molina; a la formación de Bilbao Meridian; a Califato ¾, una de las bandas con más acogida de la escena gracias a los nuevos caminos electrónicos por los que transita su carácter flamenco y tradicional; y a La Casa Azul.

El joven rapero y cantante Roc Jou Morales y ZOO desde Gandia se unen a las tres jornadas festivaleras “y libres” del SanSan.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS