La Guardia Civil investiga la muerte de una pareja por la posible mala combustión de un brasero de leña en una masía en Castellón

A la espera de la autopsia, la primera hipótesis apunta como causa del fallecimiento la intoxicación por monóxido de carbono

Agente de la Guardia Civil, en una imagen de archivo.
Agente de la Guardia Civil, en una imagen de archivo.GUARDIA CIVIL (GUARDIA CIVIL)

La Guardia Civil investiga la muerte de una pareja, un hombre y una mujer de mediana edad, localizada en su domicilio de Lucena del Cid, en el interior de la provincia de Castellón. Ambos fueron hallados por los hermanos del fallecido en la noche de este martes, ya sin vida, tendidos en la cama. Según ha explicado a EL PAÍS el alcalde de Lucena, David Monferrer, las primeras hipótesis apuntan como causa de la muerte a la intoxicación por monóxido de carbono debido a la mala combustión de un brasero de leña ubicado en el mismo dormitorio. “No obstante, será la investigación policial y forense la que determine las causas del suceso”, ha explicado el primer edil.

Los hermanos del fallecido, un hombre de unos 52 años nacido en Llucena, se desplazaron anoche hasta su domicilio, una masía ubicada en el término municipal, “extrañados al no haberle visto durante todo el día ni responder a las llamadas”. Cuando llegaron a la casa, localizaron al hombre y a su pareja, una mujer de la que no ha trascendido la edad, tendidos sobre la cama de su dormitorio, sin signos de violencia. Al comprobar que no reaccionaban, avisaron inmediatamente a los servicios sanitarios pero solo pudieron corroborar la muerte de ambos.

La investigación está en manos del equipo territorial de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Vinaròs. El Ayuntamiento de Llucena ha decretado dos días de luto oficial por el fallecimiento de los dos vecinos. A la espera de lo que revele la autopsia, David Monferrer ha hecho un llamamiento a la población para que extreme las precauciones si se utilizan este tipo de sistemas de calefacción durante los meses de invierno. “Que lo hagan en zonas ventiladas, para no tener que lamentar más hechos como este”, ha indicado.

Con la pareja de Lucena serían ya cinco las personas fallecidas por una intoxicación por monóxido de car-bono en la Comunidad Valenciana en apenas cinco días.

Tres personas de una misma familia, un matrimonio y su hijo de 20 años, fallecieron en la madrugada del pasado sábado en una vivienda de Catarroja (Valencia) por la mala combustión de los elementos de la calefacción. Fue la hija mayor del matrimonio fallecido la que avisó a los servicios de emergencia tras localizar los tres cuerpos al acceder a la vivienda

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS