ACCIDENTES

Un joven se despeña por el Castillo de Alicante al maniobrar para recuperar su móvil

La propia víctima, que sufre politraumatismos, alertó a los servicios de emergencias por teléfono, tras una caída de cinco metros por la ladera de la fortaleza alicantina

Los bomberos se llevan al accidentado por una ladera del castillo de Santa Bárbara.
Los bomberos se llevan al accidentado por una ladera del castillo de Santa Bárbara.Bomberos del Ayuntamiento de Alicante

Un joven de 33 años se ha despeñado por la ladera de la muralla lateral del Castillo de Santa Bárbara, al resbalar mientras intentaba recoger su móvil, que se le había caído, según confirman a EL PAÍS fuentes cercanas a la investigación. Al parecer, mientras paseaba por las laderas del monte Benacantil el teléfono se le ha escurrido y el accidentado se ha inclinado a recogerlo, momento en que ha perdido el equilibrio y se ha precipitado en una caída de unos cinco metros. El propio herido ha sido quien ha alertado a los servicios de emergencia con su móvil recuperado.

Más información

La caída ha tenido lugar en torno a las 11.45 horas de hoy, señalan fuentes municipales. Tras la caída, el accidentado pedía ayuda e informaba de que se encontraba en un lugar escarpado, de difícil acceso. Gracias también al dispositivo recuperado, los efectivos de Bomberos del Ayuntamiento de Alicante y de la Policía Local fueron capaces de localizar la zona en la que se había producido el accidente.

Los bomberos accedieron por una senda lateral de las que cruzan el trazado de la muralla del Castillo de Santa Bárbara hasta el lugar en el que se encontraba el accidentado, al que inmovilizaron en una camilla de rescate de montaña tras comprobar que sufría politraumatismos debidos a los golpes contra las rocas recibidos durante la caída. Desde allí, lo evacuaron hasta una ambulancia del SAMU, que finalmente lo trasladó al Hospital General de Alicante con una contusión de cadera, según afirman fuentes del Centro de Información y Comunicación de Urgencias (CICU).

La Policía Local se ha hecho cargo de la investigación, que tratará de determinar las causas de la caída. En principio, aseguran las fuentes consultadas por este periódico, ha sido el propio joven el que ha relatado la pérdida del móvil y el posterior resbalón que ha motivado su caída, a pesar de que mostraba signos de desorientación.

Este accidente se produce una semana después de la caída sufrida por una turista ucraniana de 26 años en el Castillo de Benidorm, que se precipitó por la barandilla del monumento al tratar de hacerse un selfi con su teléfono móvil. La joven, que permaneció ingresada en el Hospital General de Alicante durante cuatro días, falleció finalmente el pasado jueves por la noche, al no poder superar las graves heridas sufridas durante la caída y los síntomas de ahogamiento que mostraba tras haber permanecido unos minutos flotando en el mar, a merced del oleaje que la golpeaba contra las rocas.

En su caso, la víctima mortal se encontraba paseando por el conocido como Balcón del Mediterráneo de Benidorm, un mirador situado en una escollera que separa las playas de Levante y Poniente de la capital turística alicantina, cuando, al parecer, se encaramó a la balaustrada para sacarse un selfi y se precipitó por el acantilado, de unos treinta metros de altura. Dos socorristas acudieron en una lancha a rescatarla y consiguieron llevarla hasta el puerto, donde comenzaron a practicarle técnicas de reanimación.

Cuando llegaron los efectivos sanitarios, la víctima todavía mantenía sus constantes vitales, por lo que fue trasladada de urgencia al centro hospitalario alicantino, donde fue ingresada en la unidad de Reanimación, en estado crítico. Cuatro días después, la accidentada falleció.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción